EL VIAJERO IMPENITENTE

Una inglesa, borracha como una cuba se va a Ibiza después de que un bautizo se saliera de control y la broma le cuesta 800 euros

Una inglesa, borracha como una cuba se va a Ibiza después de que un bautizo se saliera de control y la broma le cuesta 800 euros
Rachael Wynn. EM

El famoso eslogan de ‘si bebes no conduzcas’, debería hacerse inmediatamente extensible todas las for5mas de transporte. Asó que si bebes, no vueles.

El problema, como le ha pasado a esta paisana inglesa, es enterarse demasiado tarde y encima estar en Manchester.

La mujer cogió un vuelo a Ibiza estando borracha después de pasar el día en un bautizo y la decisión le ha costado la friolera de 800 euros.

Se llama Rachael Wynn, tiene 32 años y llegó a la isla española el pasado domingo con nada más que un traje de seda, un pasaporte y su tarjeta bancaria.

Rachael Wynn y las copas.

Tomó la decisión de coger el avión por su estado de embriaguez y ahora tendrá que darle explicaciones a su jefe de por qué no fue a trabajar.

«Estaba en un bautizo y también era el cumpleaños de mi amigo ese día, así que fui a su casa tras la celebración. Ellos ya estaban en Ibiza y me ofrecieron ir allí, así que lo hice».

Wynn explicó al Manchester Evening News que cogió un taxi al aeropuerto con una amiga y voló a Mánchester para luego ir a Ibiza, aunque no recuerda nada de aquello.

«No puedo recordarlo, pero es la cosa más estúpida que he hecho».

Rachael y sus amigas, en otras vacaciones en España.

Wynn ha estado intentando volver a casa después de su aterrizaje en Ibiza, ya que cuando llegó a la isla balear ya debería estar en su puesto de trabajo.

«Intenté conseguir un vuelo de regreso, pero fue imposible. Tuve que llamar a mi jefe y explicarle que tenía un vuelo el miércoles, pero a él eso no le valía. Aunque he gastado alrededor de 800 euros en billetes, no he conseguido volar todavía».

«Mi jefe no estaba contento en absoluto, pero ahora creo que ya se le ha pasado. Es un gran líder y una increíble compañía en la que trabajar. Se sentirá decepcionado pero, con suerte, terminará viendo el lado divertido».

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído