REPORTAJE PD

El drama de Fuencisla López: «Aquí las ayudas sociales se las dan a los extranjeros, a los españoles no nos dan nada»

"Mis hermanas pagan a un hombre para que me ayude con mi hijo, eso es trabajo de las asistentes sociales"

Son las 8 de la mañana y Fuencisla López (67) se levanta para ayudar a su hijo Raúl Carmona (40) a ponerse en pie. Hoy recibe la visita de David Ramos, la persona que le ayuda en casa. Raúl sufrió un accidente de tráfico en el año 2000, desde entonces se encuentra en una silla de ruedas que le impide valerse por sí solo, aunque entiende todo lo que oye apenas puede comunicarse.

Fuencisla lleva un marcapasos, y nos reconoce que apenas le quedan fuerzas para levantar a su hijo, además tiene una minusvalía del 66% y Raúl del 90%.

La mujer, junto con David se encargan cada mañana de ponerle el desayuno a Raúl, aunque la tarea más difícil viene a las 11 de la mañana, momento en el que tienen que asear a Raúl. Lo hacen de una forma muy rudimentaria, ya que el baño no está adaptado para personas de movilidad reducida por lo que es inviable que Raúl pueda introducirse en la bañera, por eso Fuencisla decide que lo mejor es bañarle en la taza del inodoro. Aunque la solicitud para la revisión del baño se hizo hace un año, Fuencisla aún sigue esperando que vengan a revisarlo:

Esto urge para ya, no es para dentro de un año, yo no sé donde estaré mañana, o donde estará mi hijo. Hay casos y casos.

Cuando acaba el baño, Fuencisla tiene que levantar a su hijo Raúl para trasladarle a la habitación en silla de ruedas, allí le pone las cremas que necesita, le viste y calza con mucho cuidado.

Fuencisla nos cuenta que para el cuidado de su hijo recibe una ayuda de 132,70€ una cantidad que a su juicio es insuficiente, por eso sus hermanas tienen que hacerse cargo de pagar el sueldo de David. Esta situación es así desde el año 2012. Según relata Fuencisla ha tenido una mala experiencia con las asistentes de la Comunidad de Madrid, quejándose de la falta de profesionalidad y del trato recibido.

Desde el 2012 estoy sufriendo, cuando a mí me operaron me vi aquí sola, fue bastante grave. No me vino nadie, tuvo que venir mi hija con dos niños pequeños

La Ley de Dependencia nació en el 2006 y tiene por objetivo reconocer a los ciudadanos el derecho a la promoción de la autonomía personal y la atención a las personas dependientes. Actualmente las personas que requieren este tipo de ayuda pueden obtener un servicio y prestación. Pero todos los servicios y prestaciones son incompatibles entre sí, salvo excepciones. Por este motivo y por la mala experiencia que tuvo con los asistentes sociales, Fuencisla decidió recibir la prestación económica, aunque es una cantidad insuficiente para pagar a la persona que le ayuda.

«Aquí las ayudas sociales se las dan a los extranjeros, a los españoles no nos dan nada»

Los gastos de la familia ascienden a unos 950 euros aproximadamente entre alquiler, garaje, luz, gas, agua y teléfono. Este pago se realiza con la ayuda económica que recibe Raúl que es justamente la misma cifra que el total de gastos.

Hace mes y medio el marido de Fuencisla falleció, desde entonces su situación se ha complicado aún más y pide desesperadamente ayuda:

Llevaba 47 años con mi marido, era todo. Un buen padre, un buen marido… Le echo mucho de menos.

Próximamente iremos con ella a la Comunidad de Madrid para revisar su expediente.

Un reportaje de Sonia Expósito y Cristina López

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Lo más leído