COLOCAN ANTE LA CÁMARA A UN HELADERO

‘Espejo Público’ se deja la piel con un ‘manual del morbo’ en el caso Blanca Fernández Ochoa

"Su cara últimamente no reflejaba alegría"  

La reportera de Antena3 y el heladero Alfredo.

El extraño caso de la desaparición de una persona pública y tan querida como Blanca Fernández Ochoa, además coincidente con una actualidad ciertamente mermada en contenido, está destapando a muchos medios de comunicación.

Es el caso de Antena3, que con su programa estrella de la mañana, Espejo Público, se está revelando como un auténtico espacio para el morbo más cutre y desagradable, siendo escasamente respetuosos con una desaparición cuyo desenlace y causas se desconocen.

En Periodista Digital somos muy de la presentadora suplente de Susanna Griso, Lorena García, pero en esta ocasión no podemos sino seguir la tesis de otros periodistas sobre lo mal que están haciendo las cosas a este respecto en la casa de Atresmedia. La SER ataca a Antena3 y Telecinco por exprimir la misteriosa desaparición de Blanca Fernández Ochoa.

Para muestra, un botón, con este señor al que han colocado delante de una cámara este 2 de septiembre de 2019. Se trata de Alfredo, dueño de una heladería en Aravaca y al que han arrogado ser la última persona que vio a Blanca desaparecida desde el pasado 23 de agosto:

Pasa por aquí aproximadamente a las 10.30, que pasó por aquí y nos saludamos. Ella no vive aquí, pero sí su hermana, que tiene una hija con un problemilla de salud y Blanca viene a cuidarla muchas veces.

Blanca hace tiempo que su rostro no refleja alegría y yo la conozco desde hace mucho tiempo. Vestía un vestido largo, pero no recuerdo exactamente. Ella solía venir aquí a tomar un café, un vino o un helado… Es cliente habitual. Yo conocí durante muchos años a su hermano.

Como la reportera no tenía bastante ya de por sí con este testimonio tan vacuo, insistió con su protagonista de dudosa calidad: «Sí que incidía Alfredo en el tema del rostro, que ella esa mañana tenía un rostro más serio del habitual”.

Sí, no es la Blanca que nosotros hemos conocido a través de medios con una sonrisa. Llevaba un tiempo con un rostro de seriedad.

Ya ven, dantesco.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído