GRAN HERMANO VIP 7

El empeño de Telecinco en convertir a Antonio David y su hija en los nuevos Pantoja les sale (muy) caro

"El paquete es ese: le han pagado para eso"

El pasado jueves 19 de septiembre de 2019 comenzaba la segunda temporada de ‘Mátame Camión’, un formato dirigido por JP González junto a Sergio Espí y Carla Calvo.

Entre otras cuestiones, durante la emisión en directo -que también puede verse en la web de Periodista Digital-, se realizó un seguimiento de la séptima edición de ‘Gran Hermano Vip 7’ y, por descontado, de uno de los grandes protagonistas de la edición: Antonio David Flores.

Con la ‘curva de la vida’ del exguardia civil y empresario conocimos ciertos detalles de su pasado sentimental que, hasta ahora, no habían salido a la luz de un modo tan explícito. Reconoció que las malas influencias rompieron su relación con su exmujer, Rocío Carrasco, y que, en caso de no haberse mudado a Madrid, quizá continuarían juntos.

Una actuación que ha sido calificada por ‘Sálvame’ de embustera y parcialmente falsa:

«Lo más grave de todo es que ha mentido descaradamente. Él ha estado estrangulado socialmente y económicamente por Rocío Carrasco y Fidel. A raíz de una sospecha de malos tratos nadie le quería contratar. Durante ese tiempo las voces que se escucharon fueron las de Rocío Carrasco y Fidel», afirmaba María Patiño.

La retroalimentación de programas en Telecinco no es nada novedoso, si bien es cierto que la pretensión de convertir al ex de Rociíto y a la hija que tienen en común en los nuevos ‘Pantoja’ -porque estos no están dando juego- es un error garrafal. Más todavía si se basan en un «trauma» o «drama», como se ha apostillado en ‘Mátame Camión’, donde Sergio Espí ha ratificado lo que todos sabemos:

«En televisión lo que triunfa es el sufrimiento y él nos está haciendo llorar».

Pero la venta de pena es muy limitada, tanto es así, que su fecha de caducidad se acerca por momentos. Hacer de Antonio David el nuevo ‘cabecilla’ de la edición al más puro estilo Isabel Pantoja en ‘Supervivientes’ es una equivocación que caerá, más temprano que tarde, por su propio peso.

Otro de los indicadores que apuntan a esta intención por parte de la cadena es el dineral que cobra al mes: ni más ni menos que 30.000 € percibe a la semana. Las ‘malas’ lenguas afirman que es la cantidad más elevada del elenco de la casa de Guadalix de la Sierra.

Y, por supuesto, Rocío Flores es la pieza que encaja perfectamente en el puzzle: una cara nueva de dudoso interés para la audiencia.

«El paquete es Antonio David Flores y su hija. Le han pagado para eso. La hija, hasta ahora, nunca había salido, a excepción de una vez que fue a recoger a su tía Gloria Camila a ‘Supervivientes’, pero jamás ha dado entrevistas».

Una apuesta que puede salir mal al formato, o muy bien si se cumplieran las elucubraciones proyectadas en ‘Mátame Camión’:

«Tiene interés para la órbita del corazoneo. Además, no es habitual que una hija viva con su padre -en lugar de con su madre- tras la separación (…) Sabe hablar y está dejando a una chica como Sofía Suescun -que ha sido muy importante para Mediaset- a la altura del betún».

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído