LAS COSAS DE LOS RICOS, GUAPOS Y FAMOSOS

Jorge Javier Vázquez: «A la izquierda le pierde su proverbial y bochornosa superioridad moral»

Soy de la república independiente de los realities de Mediaset

Jorge Javier Vázquez: "A la izquierda le pierde su proverbial y bochornosa superioridad moral"
Jorge Javier Vázquez YT

El carismático y siempre polémico presentador Jorge Javier Vázquez no se muerde la lengua ni le faltan palabras para calificar y describir la actualidad mediática.

Su blog en la popular Revista Lecturas es una fuente constante de información paralela o complementaria a la que los medios ortodoxos contemplan, siempre tamizado desde la ágil “pluma” de Vázquez.

En esta ocasión no es para menos:

Cuando yo era pequeño –ponle unos cuarenta años atrás, más o menos– mi padre llamaba a su única hermana ‘la progre’. Y no lo hacía en buen plan, no. Lo decía con retintín, con su puntito de burla incluso. “Es que tú eres muy ‘progre” le decía mi padre cuando mi tía Mari Carmen se pronunciaba en las reuniones familiares sobre algún tema social, que en aquella época tendría que ver con la hora de la llegada a casa de mis hermanas.

 

Mi padre abogaba porque llegaran a las diez y supongo que mi tía entendía que se les tendría que dar un poco más de margen. Jamás dormían fuera de casa. Estaba muy mal visto. Ni aunque fuese con sus novios, qué barbaridad. Eso se lo cuentas a la juventud de ahora y te miran como si fueras marciano, pero es que antes la vida era así. Y no es que mi padre fuera muy conservador ni un meapilas. No. Era de Suárez, luego de Felipe González y siempre de Pujol, aunque le tenía poco apego a la iglesia.

 

¿Y por qué mi padre llamaba a mi tía ‘la progre’?
Mi familia paterna tenía tintes anticlericales, eso sí que lo recuerdo. No se fiaban de los curas, eran republicanos. Con todo y con eso, mi padre utilizaba la palabra ‘progre’ con sorna. Y por qué la llamaba ‘la progre’, os preguntaréis con lógica curiosidad. ¿Quizás porque se relacionaba con la ‘gauche divine’, porque vivía en una comuna con una docena de socialistas o porque practicaba con jolgorio el amor libre? Pues no. Fundamentalmente porque leía a autores extraños –Canetti, Kafka– y porque iba a al teatro a ver obras que no eran de Paco Morán.

 

En 40 años hemos avanzado muy poco
Ahora ha vuelto a la palestra –que diría un concursante de reality– el término ‘progre’. Y se utiliza también de manera despectiva. Que lo empleen los dinosaurios, lo entiendo, pero cuando veo que gente de mi edad lo usa para sus artículos de la misma manera que lo hacía mi padre es como para cortarse las venas. En detalles como ese te das cuenta de que en 40 años hemos avanzado muy poco. Se suspira con nostalgia por un pasado en el que imperaba un orden aburrido y una moral tan estricta como hipócrita.

 

En mi urbanización no me siento juzgado
Soy votante de izquierdas, pero vivo en una urbanización en la que creo que el voto de derechas es mayoritario. Cuando paseo a los perros, mis vecinos me saludan con cordialidad y hay muchas señoras que paran sus coches para preguntarme con cariño cómo voy de salud. No soy de los suyos, pero no me siento juzgado, cosa que no me sucede con la gente a la que voto.

 

A la izquierda le pierde su proverbial y bochornosa superioridad moral
Si la izquierda fuera inteligente, digo yo que intentaría que uno de los presentadores más populares de este país estuviera en sus actos, pero le pierde su proverbial y bochornosa superioridad moral, y se maneja en la España actual con coordenadas antiguas y muy pasadas de moda. Si alguna vez he aceptado alguna de sus invitaciones, he tenido que lidiar con miradas conmiserativas, como si me estuvieran perdonando la vida y aceptando como mal menor que un presentador como yo estuviera allí.

 

He visto a adolescentes suspirando por el régimen de Franco
Buscan continuas justificaciones para saludarme con cierto decoro cuando se les tendría que caer la cara de vergüenza por no haber sido capaces de formar gobierno. La izquierda sigue teniendo su punto clasista, la derecha no avanza y he visto a adolescentes suspirando por el régimen de Franco. De ahí que cuando me preguntan de dónde soy, yo estoy empezando a responder: “De la república independiente de los realities de Mediaset”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído