LAS COSAS DE LOS RICOS, GUAPOS Y FAMOSOS

Esta es la carta que Jorge Javier Vázquez le ha escrito a Mila: ¡No tiene desperdicio!

Nos echaremos muchas risas

Esta es la carta que Jorge Javier Vázquez le ha escrito a Mila: ¡No tiene desperdicio!
Jorge Javier y Mila YT

El carismático y siempre polémico presentador Jorge Javier Vázquez no se muerde la lengua, ni le faltan palabras para calificar y describir la actualidad mediática.

Su blog en la popular Revista Lecturas es una fuente constante de información paralela o complementaria a la que los medios ortodoxos contemplan, siempre tamizado desde la ágil “pluma” de Vázquez.

En esta ocasión no es para menos:

Querida Mila: esta mañana de sábado 26 de octubre me ha costado levantarme de la cama. Y eso que ayer a las 11 de la noche ya estaba durmiendo. Pero hasta las 10 no he sido capaz de ponerme en marcha. Ayer viernes me desperté con un dolor de cabeza terrible que me acompañó de manera intermitente durante todo el día. Ese fue el regalo que me dejó una gala tan intensa como extenuante, de las que a mí me gustan aunque luego me dejen un día agotado.

Después de la gala del jueves, he pensado que estaría bien escribirte una carta que pudieras leer cuando te toque abandonar el concurso. Una carta escrita con la tranquilidad que proporciona haber reposado una noche tan conflictiva emocionalmente como la que vivimos el jueves.

«Nos echaremos muchas risas»
Antes de continuar escribiendo quiero que sepas que ayer llamé a tu hija Alba y a tu hermano Manolo para tranquilizarlos porque a lo mejor han podido pensar que tu paso por el programa puede afectar a nuestra amistad. Pero no. No solo no nos va a afectar, sino que enseguida nos echaremos muchas risas recordando episodios de esta edición.

«Me eché a temblar»
Cuando me enteré de que el jueves te íbamos a proponer vestirte de abeja reina, me eché a temblar. Te conozco, amiga, y sé que cuando coges un carril es difícil sacarte de él. Difícil, pero no imposible. Nos pasa cuando nos vamos de viaje. Las primeras horas gruñes por todo lo que se menea: porque no te ha dado tiempo a secarte el pelo, porque el avión sale muy temprano, porque el avión sale muy tarde o porque quieres irte de la televisión.

«Cuando te retires, envejecerás súbitamente»
Este es uno de tus discursos más recurrentes y uno de los más equivocados porque el día que te retires envejecerás súbitamente. Tienes marcha en el cuerpo y en el coco para dar y regalar, así que te quedan como mínimo unos veinte años dando guerra. El caso es que los que te conocemos sabemos que de primeras siempre te quejas. Y sabemos también que en estos casos lo mejor es no hacerte caso y que descargues.

«Una de las mujeres más divertidas que conozco»
Una vez expulsados esos nubarrones que aparecen de manera periódica en tu mente te conviertes en una de las mujeres más divertidas que conozco. Eso es lo que te falta en la casa. Alguien que te tienda la mano y que te ayude a salir de ese estado de tristeza que te corroe demasiadas horas al día. Pero confío en ti y sé que todavía nos vas a deparar muchísimas sorpresas positivas.

«GH VIP quiere que brilléis»
Hacía referencia al traje de abeja reina. ¿Qué os propone ‘GH VIP’ con situaciones como estas? Que os enfrentéis a vuestros miedos o a vuestros ridículos. Que los miréis cara a cara y digáis: “Yo puedo con esto y con todo lo que me echen”. Os ofrecemos oportunidades para que crezcáis porque cuanto más brilléis vosotros más brillará el programa.

«Desaprovechaste una oportunidad»
Todos los que nos dedicamos a la televisión queremos que el producto final sea espectacular, y eso no se consigue si nos veis como vuestros enemigos. Somos aliados y luchamos por un mismo fin: entretener. Pero el jueves no lo entendiste y te enfadaste, una vez más. Tenías una oportunidad para salir reforzada y la desaprovechaste.

«Tuve que luchar por no llorar»
Y amenazaste con abandonar diciendo: “Este no sabe quién soy yo” cuando ese “este” era yo, uno de tus mejores amigos. Me dolió tanto que en la publicidad tuve que luchar para que no se me saltaran las lágrimas, por eso a la vuelta no pude evitar contarte cómo me sentía. Y sé, porque te conozco, que lo pasaste mal. Porque me quieres mucho y porque me notaste más que enfadado, decepcionado. Y porque sé que uno de tus más elementales y equivocados mecanismo de defensa es arremeter contra quien bien te quiere.

«Volvería a empujarte a ‘GH VIP»
No me siento incómodo por haberte empujado a concursar en ‘GH VIP’. Lo volvería a hacer aunque, por ahora, pienses que no te está compensando, que como experiencia es una porquería. Porque sé que llegará el momento del arrepentimiento y pensarás: “¿Por qué no fui capaz de disfrutar?”. Como amigo tuyo lo único que espero es que te des cuenta de eso antes de que se acabe el concurso.

«Llevaría mejor tu ausencia»
Ojalá tuvieras pinganillo y pudiera llegar a hacer cinco minutos diarios de terapia contigo. Entonces, la audiencia se enamoraría de ti y ganarías el concurso de calle. Cuando veo a Adara, a Estela o a Joao pasárselo tan bien, sonriendo y divirtiéndose, pienso en cómo me gustaría escuchar tus risas dentro de la casa. Ya que no las tengo fuera me ayudaría a llevar mejor tu ausencia.

«Sí sabes ser feliz»
El miércoles dije en ‘Sálvame’ –ya no sé si en el ‘Limón’, ‘Naranja’ o ‘Banana’– que no sabías ser feliz. Cuando volví a casa, me quedé mucho tiempo pensando en esa frase, y me parecía muy dura. Pensaba que te iba a hacer mucho daño si te la ponían cuando salieras. Por eso quiero aprovechar estas líneas para explicártela mejor. Creo que sí sabes ser feliz, pero necesitas que te lo recuerden.

«Te quiero»
Tienes unos hermanos que te quieren, una hija que te adora y unos nietos que presumen de abuela que sale en la tele y que se disfraza de gallina. Tienes un trabajo que te llena. Eres una profesional muy reconocida. Y por si eso fuera poco, tienes unos amigos que siempre están pendientes de ti, dispuestos a recogerte cuando te sientes perdida. Y quiero que valores eso. Que cuando te encierras en tu casa los fines de semana a ver series en tu cama, no lo haces porque no tengas con quien estar, sino porque ese es el plan que más te apetece. No llevas la vida que puedes, sino la que quieres, y eso lo puede decir muy poca gente. No sé cuándo saldrás. Lo que sí te darás cuenta cuando lo hagas es de la cantidad de gente que te estamos esperando fuera.

Te quiero,

Jorge Javier

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído