LA SECCIÓN DE 'EL DISIDENTE' DE 'EL QUILOMBO'

Javier Benegas cuenta el infierno burocrático de abrir un negocio: «Las ayudas al emprendedor son una gran trampa»

Esas barreras son los meandros administrativos donde se embalsa la corrupción

Ramón Iglesias, ingeniero y promotor español, necesitó tres años de gestiones, 10.000 euros en licencias, centenares de papeles y complejos trámites con más de 30 funcionarios de 11 departamentos pertenecientes a cuatro Administraciones diferentes, antes de poder abrir su bodega de vinos ecológicos.

Tuvo que pagar 1.300 euros por un estudio de impacto acústico a pesar de que sus instalaciones eran silenciosas y se encontraban muy alejadas del lugar habitado más cercano. Le exigieron una certificación de “innecesariedad” de realizar actividad arqueológica y, también, un informe sobre iluminación por si incumplía el “reglamento para la protección de la calidad del cielo nocturno”.

En resumen, Ramón sufrió innumerables impedimentos administrativos a pesar de que iba a generar puestos de trabajo en una región con una enorme tasa de desempleo.

La historia de Iglesias la cuenta Javier Benegas, editor de Disidentia.com, en su sección en ‘El Quilombo’ de Periodista Digital en entrevista con Luis Balcarce.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído