INFORME

Descubrimos el escándalo que ocultan las TDT que más ves: Gol, DMax, DKiss y Disney Channel

Los chanchullos de Unidad Editorial, Vocento y Blas Herrero: la banda de Quemada en la CNMC

Descubrimos el escándalo que ocultan las TDT que más ves: Gol, DMax, DKiss y Disney Channel

La reciente resolución de la CNMC con la que el organismo que dirige el casi defenestrado y muy criticado por numerosos sectores económicos del país, José María Marín Quemada, pretende sancionar con más de 77 millones de euros a Mediaset y Atresmedia, ha servido para poner en evidencia algunas de las claves más ocultas e interesadas de los que realmente campan a sus anchas en el Regulatorio: Unidad Editorial, Vocento y el “empresario” Blas Herrero.

Tanto Atresmedia como Mediaset se caracterizan por arriesgar cada día su dinero en el negocio audiovisual, con el que también crean cada día una real y amplia industria televisiva con decenas de miles de puestos de trabajo en juego. Pero la CNMC aplica un doble rasero a la hora de cumplir con su obligación de vigilar y regular el panorama televisivo, porque a estos dos grupos los pone bajo su escrupulosa lupa, mientas que con Unidad Editorial, Vocento y Blas Herrero esta lupa se desintegra sospechosa y misteriosamente.

Resulta que esta ‘banda’, que imponen sus designios a Quemada, ha saltado automáticamente para ponerse de su lado porque tienen que protegerle por los servicios prestados tras conseguir las mismas licencias televisivas que poseen Mediaset y Atresmedia, pero con las que han fracasado rotundamente al explotarlas: simplemente no han sabido competir para atraerse a los anunciantes porque a las marcas no les interesó lo más mínimo sus propuestas televisivas, en libre competencia con el resto de cadenas.

La solución que buscaron fue simple y bastarda: en vez de devolver las licencias al Estado, las realquilaron a canales extranjeros. Y, con la aquiescencia del Regulador e incumpliendo la normativa del concurso audiovisual, Unidad Editorial, Vocento y el “empresario” Blas Herrero se llevan, por su alquiler, un dinero curioso sin arriesgar nada, sin competir como los demás en el mercado publicitario y sin crear estructura industrial televisiva alguna.

De las TDT del mercado actual sólo tienen capital español Real Madrid TV, 13TV (Conferencia Episcopal) y TEN (Grupo Secuoya), el resto de canales están mayoritariamente en manos extranjeras conseguidos a través de estos alquileres cuyas parrillas tienen un atractivo nulo o ninguno para las marcas, como así lo demuestran diariamente los índices de audiencias del sector.

•Unidad Editorial: DMax y Gol (Mediapro)

•Vocento: Paramount Channel y Disney Channel

•Blas Herrero: DKiss (Discovery)

Por último, y no menos importante, esta supuesta liberación de publicidad, es decir, de dinero, que persiguen con la sanción de la CNMC a cuenta de sus estrategias publicitarias iría a parar a los países de origen de estas multinacionales. Lo que viene a desvelar otra de las claves que oculta la banda de la CNMC y que también demuestra el poco respeto que Unidad Editorial y Vocento tienen hacia sus lectores al “olvidar” mencionar en sus informaciones todas estas pequeñas minucias.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído