"Su portavoz parlamentario ha llamado a Josep Borrell el 'ministro más indigno de la historia de la democracia española'"

Nacho Torreblanca le pinta la cara a Pedro Sánchez sacando toda la basura de ERC y recordándole una obviedad de Perogrullo

   

Nacho Torreblanca le pinta la cara a Pedro Sánchez sacando toda la basura de ERC y recordándole una obviedad de Perogrullo

Nacho Torreblanca escribe este 30 de noviembre de 2019 en el diario El Mundo una tribuna en la que le pinta la cara a base de bien a Pedro Sánchez por tratar de alcanzar un acuerdo, prácticamente al precio que sea, con los separatistas y golpistas de ERC.

El autor recuerda como ha habido medios, asociaciones e intelectuales que se han sacrificado por mor de la unidad de España contando aquí y allende nuestras fronteras lo que sucedía en Cataluña:

En los últimos años, una serie de personas y colectivos han dedicado parte de su tiempo a intentar contar fuera de España lo que estaba pasando en Cataluña. Unos más conocidos, como Javier Cercas, otros menos, como Elena Alfaro y los traductores impulsores de la web Voices from Spain (Voces desde España), desde donde de forma altruista se han publicado en inglés, francés, italiano y alemán cientos de artículos críticos con el procés y en defensa del marco de libertades y convivencia fijado en la Constitución de 1978.

El País de Antonio Caño, al ser el único diario español con una edición en inglés, también impulsó decididamente la difusión de información, análisis y opinión sobre lo que realmente ocurría en España desde una línea editorial que podía resumirse como «otra vez con la Constitución», en referencia a los sucesos de 1981. También está la labor impagable del Foro de Profesores, que gracias a los contactos internacionales de sus miembros se ha dedicado a ofrecer a todos aquellos a los que el independentismo ha hecho llegar sus mentiras y falsedades los datos y las opiniones que desmentían el relato independentista. Sin olvidar el trabajo exterior de Sociedad Civil catalana y muchos otros que aquí no caben por razones de espacio.

Resalta como Mariano Rajoy, siempre tan parsimonioso, aprendió la lección de que los independentistas no podían ser quienes liderasen el relato:

Se acusó a Rajoy de no hacer nada para explicar fuera de nuestras fronteras que lo que estaba pasando en España era nada más ni nada menos que un asalto populista-nacionalista a una democracia consolidada. Pero después del 1 de octubre se aprendió la lección, se puso coto a la fraudulenta acción exterior de la Generalitat, se creó la Secretaría de Estado sobre España Global y, por fin, se diseñó un plan de acción y comunicación exterior.

Sin embargo, le apena y critica al mismo tiempo el entreguismo que está demostrando Pedro Sánchez:

Pero ahora, el partido del Gobierno se sienta a negociar una investidura con una ERC cuyo líder está condenado por sedición, su secretaria general huida, su portavoz parlamentario ha llamado a Josep Borrell el «ministro más indigno de la historia de la democracia española» y uno de sus negociadores resulta ser el que diseñó el plan de secesión ilegal e unilateral de Cataluña.

Y lanza un mensaje claro y contundente, que no puede ser que el interés del PSOE prime por encima del de todos los españoles:

Hay un debate, legítimo, sobre cómo desactivar el independentismo: ofreciendo una pista de aterrizaje con algunas concesiones o sancionando sus excesos para evidenciar su fracaso. Halcones o palomas: nada nuevo bajo el sol. Pero la negociación con ERC nada tiene que ver con eso: antepone el interés de un partido a los intereses generales. Y, al hacerlo, deja a los demócratas huérfanos de argumentos ante el independentismo, dentro y fuera de España.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído