NO ES LA PRIMERA VEZ QUE EL ARTICULISTA DE EL MUNDO HABLA SOBRE LAS BUENAS PERSPECTIVAS DE VOX EN ESTA SITUACIÓN DE BLOQUEO

La confesión del podemita Asens a Del Pozo hará salivar de gusto a los de Vox: «La competición descarnada entre separatistas es un torrente de votos para Abascal»

"A los independentistas les enfurece que se les compare con los nacionalismos de los años 30 pero, como escribió Borges, al destino le agradan las simetrías y recordamos los Juegos Olímpicos de 1936 para difundir la estética nazi y la superioridad aria"

La confesión del podemita Asens a Del Pozo hará salivar de gusto a los de Vox: "La competición descarnada entre separatistas es un torrente de votos para Abascal"
Jaime Asens, Raúl del Pozo y Santiago Abascal.

No es la primera vez que Raúl del Pozo avisa desde sus tribunas en El Mundo que Vox seguirá creciendo y que estas situaciones de bloqueo y de rifirrafes entre partidos políticos solo provocan que la formación ‘verde’ siga creciendo. Este 13 de diciembre de 2019 revela la confesión que le ha hecho uno de los hombres fuertes de Pablo Iglesias en Cataluña y que a buen seguro provoca la satisfacción en el seno de los de Santiago Abascal.

Cuenta, en primer lugar, como desde la esfera internacional se está reclamando que España tenga ya Gobierno, pero sin depender de socios que solo pretenden concesiones ilegales:

Felipe VI recibe en el Salón de Audiencias a los que no le dan plantón. Europa quiere que haya Gobierno, que se desactive la pelea y empezar a tapar agujeros. El PSOE necesita un Ejecutivo ya, para que Pedro Sánchez no salte por los aires. Los abajo firmantes –Preston, Elliot, Vargas Llosa y hasta 500 intelectuales de España y del extranjero– exigen a los negociadores que no hagan ninguna concesión ilegal. La obstrucción y el bloqueo esta vez viene de la cólera de los débiles que han perdido una vez más: ERC y JuntsXCat. Opina Pla que los catalanes no saben escribir en castellano ni una carta comercial; tampoco un comunicado político, ni siquiera con la colaboración de los socialistas. Dicen tonterías como ésta: «Hemos llegado a avances en la definición de instrumentos para encauzar el conflicto».

Cuenta Del Pozo como Jaime Asens, miembro de la parte catalana de Podemos, le hace una confesión

Los de ERC van despacio porque los agitadores de Puigdemont los tienen marcados. Les acusan de estar pactando con sus carceleros y de haber renunciado al referéndum de autodeterminación por pequeñas ventajas a los presos. Los negociadores se reúnen y hablan en secreto; temen que a unos les llamen los judas de España y a otros los iscariotes de Cataluña. Tardá responde a aquellos que les llaman botiflers que su partido cederá senadores para que JuntsXCat forme grupo parlamentario en el Senado. Hay pavor a que les pongan en la solapa la flor de lis borbónica de la traición. Puigdemont baraja adelanto electoral para impedir el pacto de Gobierno. Reclama la figura del mediador. Las propuestas más sensatas vienen de los más radicales. En la moqueta está el pragmatismo. Jaime Asens (En Comú Podem) defiende el perfil pactista de Tardá y recuerda a los independentistas que abstenerse no es traición. Les ha pedido que dejen la competición descarnada entre ellos. Cada hora que pasa sin Gobierno es, según el hombre puente de Iglesias con los separatistas, un torrente de votos para Abascal.

Sentencia Del Pozo que por mucho que los separatistas les molesten ciertas comparaciones históricas, al final el destino es caprichoso:

Los partidos se devoran, pero el Tsunami siempre está de guardia e intentará boicotear el clásico, si es que se celebra. Ya están agitando a los hinchas con aplicaciones móviles, a traves de una app de mensajería, y se sospecha que detrás del sabotaje están Puigdemont y Torra para que 700 millones de espectadores contemplen la revuelta en un anuncio luminoso que diga Spain, sit and talk (España, siéntate y habla). A los independentistas les enfurece que se les compare con los nacionalismos de los años 30 pero, como escribió Borges, al destino le agradan las simetrías y recordamos los Juegos Olímpicos de 1936 para difundir la estética nazi y la superioridad aria.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído