LA AMNESIA DEL PRESIDENTE EN FUNCIONES DEL GOBIERNO ES LEGENDARIA

Las 40 palabras que dilapidan por completo el escaso crédito de Pedro Sánchez

"Os imagináis, amigas y amigos, esta crisis en Cataluña con la mitad del Gobierno defendiendo la Constitución y la otra mitad, con Podemos dentro, diciendo que hay presos políticos y defendiendo el derecho a la auto determinación. ¿Dónde estaría España?"

Lo cuenta este 29 de diciembre de 2019 Luis Ventoso en su tribuna de ABC. El periodista recupera una de esa joyas que Pedro Sánchez desearía fervientemente que no estuviesen en la hemeroteca, pero lo cierto es que quedaron grabadas para siempre y, desde luego, se le vuelven como un boomerang al todavía presidente en funciones:

Tenerife, 26 de octubre de 2019, cerca ya de las elecciones. El orador lo ve claro y explica el problema: «Os imagináis, amigas y amigos, esta crisis en Cataluña con la mitad del Gobierno defendiendo la Constitución y la otra mitad, con Podemos dentro, diciendo que hay presos políticos y defendiendo el derecho a la auto determinación. ¿Dónde estaría España?».

Acto seguido recuerda el columnista lo que pasaría solo dos semanas después:

Solo quince días después, el orador contraviene todo su discurso, abrazaba a Podemos e inicia un cortejo a ERC, el partido del líder sedicioso Junqueras. ¿Cómo se explica tal doblez? ¿Por qué se entrega a una vía antisistema y antiespañola un madrileño de 47 años de próspera clase media, al que la vida y la suerte siempre le han sonreído?

Hace un repaso por su biografía familiar y no encuentra motivos para que Sánchez le tenga ahora aversión a los partidos constitucionalistas:

Nada en la biografía de Sánchez explica su aversión a los partidos constitucionalistas y su entreguismo a la ultraizquierda y los enemigos más acendrados del país. Su familia supone un ejemplo de las oportunidades de ascenso social que afloraron en el tramo final del franquismo. Según ha contado, sus ancestros eran humildes: el abuelo paterno, un pastor que emigró a Alemania; el materno, un pescadero. Pero prosperaron rápido.

Su padre, manchego, militante del PSOE y economista, llegó a ocupar cargos relevantes en la Administración (fue director del Inaem) y también le ha ido bien como empresario. Su madre, funcionaria de la Seguridad Social, tiene el mérito añadido de que acabó Derecho ya mayor y trabajando. Su único hermano es director de orquesta y él tuvo acceso a la mejor educación privada. Cursó la EGB en un colegio de pago, caro y fino (hecho que omite en sus biografías) y Empresariales en el Real Centro Universitario María Cristina, institución de los padres agustinos asociada a la Complutense. Aunque en sus biografías gusta de destacar que viene de un barrio popular, en realidad vivía con su familia en un magnífico piso de Comandante Zoraida, una buena calle. Jugó en el Estudiantes hasta los 21 y en su habitación juvenil tenía un póster de Magic Johnson. Le gustaban Nirvana y Spiderman. Un chaval típico de la buena burguesía madrileña.

Cuenta cómo acabó enrolándose en el PSOE:

Hizo la mili y con veinte años se afilió al PSOE. El partido le permitió trabajar un breve tiempo como fontanero en la UE y le abrió las puertas de la política: concejal en Madrid y luego diputado (en ambas ocasiones de churro: no salió elegido, pero la lista corrió por bajas). En 2006 se casó con la chica que lo deslumbró, en una boda oficiada por Trini Jiménez –es ateo–; tienen dos hijas, de 12 y 14. El festejo del enlace fue por todo lo alto, en los jardines del Hipódromo de la Zarzuela, y el padre de su mujer es un empresario de posibles. Cuando ganó las primarias del PSOE se impuso a Madina como el supuesto moderado.

Y concluye:

Repasada su vida, ¿dónde anida su carencia de patriotismo y su mala relación con la verdad? ¿Por qué ese desafecto que lo lleva a odiar a los partidos co ns ti ti tucio na listas de centro-derecha y abrazar con sonrisas a los separatistas? Probablemente la respuesta no esté en su biografía, una historia feliz, sino en su psique: un ego que no cabe en sus ciento noventa centímetros de talla y se antepone a cualquier consideración.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído