PLENO DE INVESTIDURA

Cayetana denuncia la fecha elegida por Sánchez para ser investido: «No es inocente, es un desprecio a los españoles»

Ve en esta "decisión política" un "desprecio a los españoles" y un "signo inequívoco de lo que le espera a España"

Por mucho que el PSOE haga piruetas verbales para justificar lo injustificable, la realidad es que estamos a las puertas de una traición injustificable. Pero es que con Pedro Sánchez ningún español puede sorprenderse ya de nada.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha fijado el debate de investidura del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, para los días 4, 5 y 7 de enero pese a que el PSOE había dicho que no iba a coincidir cion la Cabalgata de Reyes. Mintieron.

Éste será el tercer debate de investidura al que se somete Sánchez que ya intentó, sin éxito, ser presidente en marzo de 2016 y el pasado mes de julio.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha denunciado la decisión tomada por Batet. Así, y a sus ojos, se trata de una «decisión política» que es el «reflejo formal del aliento sectario» del nuevo Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. «No es inocente, es un desprecio a los españoles», ha afirmado.

«Es un acto contra la ilusión y contra la institución. Una investidura contra los cuatro Reyes», ha indicado Álvarez de Toledo. «Obedece a la voluntad de sectores izquierdistas de esta coalición presuntamente hiperprogresista de desprestigiar y erosionar una fiesta querida y común a todos los españoles, y a una institución querida y común que representa a todos los españoles», ha manifestado.

La portavoz parlamentaria del Grupo Popular ha señalado además que detrás de la fecha se esconde la «megalomanía del propio candidato a la Presidencia del Gobierno». En este sentido, ha asegurado que esta decisión sobre la fecha de la investidura es un «signo inequívoco y claro de lo que le espera a España desde el punto de vista del respeto institucional y el respeto a los consensos civiles».

Álvarez de Toledo ha criticado duramente que Sánchez quiera ser a toda costa investido coincidiendo con «la fiesta de Reyes», que tiene una «profunda carga simbólica» y que celebran «todos» los españoles porque «agrupa a personas de distintas ideologías, creyentes, agnósticos, republicanos o monárquicos». «Es una fiesta transversal española. Y una fiesta de la ilusión de los niños».

Es «reflejo del aliento sectario» del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos que va a echar a andar en esta nueva legislatura. A su juicio, ese pacto de Gobierno es «contra el Estado y contra los grandes consensos españoles» en materia constitucional y civil.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído