LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Sánchez sella el pacto de la vergüenza con ERC poniendo por escrito la secesión

Silencio sepulcral de El País solo 24 horas después de pedirle cuentas al presidente en funciones por sus acuerdos secretos con los golpistas

Sánchez sella el pacto de la vergüenza con ERC poniendo por escrito la secesión
Pedro Sánchez estuvo pendiente del visto bueno del partido de Rufián.

Pedro Sánchez, salvo sorpresa de última hora, será investido presidente del Gobierno el próximo 7 de enero de 2020 en la segunda votación del pleno que arranca en la jornada del 4 de enero de 2020. Al final lo hará cediendo ante los golpistas de ERC y dando vía libre a una futura secesión de Cataluña. Los editoriales de la prensa de este 3 de enero de 2020 son contundentes y hablan de humillación y sometimiento de España para que cum fraude siga en La Moncloa.

Eso sí, llama poderosamente la atención que El País, que el 2 de enero de 2020 pedía luz y taquígrafos sobre los acuerdos de Sánchez con ERC, hoy se pone de perfil y en sus editoriales no dice ni mú:

El editorial de La Razón define el pacto alcanzado por Sánchez con los de ERC como el de la vergüenza aunque se malicia que igual a los golpistas les acaba metiendo un gol:

Pedro Sánchez ha hecho todo para ser presidente del Gobierno, más allá de lo exigible en la ética política: ha pactado con el partido que dirigió un golpe contra la legalidad democrática y que ha llevado a su líder, Oriol Junqueras, a cumplir una pena de 13 por sedición, precisamente el que, desde la cárcel, ha dado la confirmación del acuerdo. Sánchez gobernará con una debilidad extrema y, sobre todo, al albur de un partido que su mayor objetivo no es asegurar la estabilidad política en España, sino ejecutar el derecho de autodeterminación. Volverá a La Moncloa, pero no podrá resolver el verdadero problema de Cataluña: la aceptación de su pluralidad, de la Ley de la Constitución. La exigencia de ERC era no hablar de la Constitución, algo que el PSOE ha aceptado, para desbordar al Estado de nuevo con un plebiscito, ahora sí, acordado con el Gobierno y en el que sólo decidirán los catalanes. Claro está, siempre cabe la posibilidad de que Sánchez los engañe y que este sea el pacto de la vergüenza y de la mentira.

El editorial de El Mundo habla de humillación a España por parte de Sánchez:

Resulta impresentable que los españoles se enteraran ayer del contenido del pacto del PSOE con ERC a través de éste último. El presidente del Gobierno en funciones, en lugar de ofrecer una explicación pública y detallada, ha preferido parapetarse en la opacidad y el secretismo. Y cabe subrayar que lo que Sánchez ha aceptado negociar atañe al conjunto de la ciudadanía española. Abrir la puerta a convocar una votación supone, de facto, legitimar la principal exigencia del separatismo, que consiste en reconocer a Cataluña en sujeto de soberanía. Ninguna investidura vale humillar a España.

El editorial de ABC señala que Sánchez deja por escrito la posibilidad de la secesión de Cataluña:

Este es el Gobierno de «progreso» que ofrece Sánchez, un Ejecutivo que comete la irresponsabilidad –veremos si puede ser objeto de reproche penal– de poner por escrito, por primera vez en la historia, que España es fraccionable. Sin medias tintas, supone la ruptura de España como sujeto jurídico nacional. Por eso el Consejo Nacional de ERC aprobó con entusiasmo, casi a la búlgara, la abstención en la investidura de Sánchez. Lejos de ser un acto de compromiso con la gobernabilidad de España es la manera que tiene el independentismo republicano de asegurarse la debilidad de Sánchez como una fuente de futuros beneficios tanto para el proceso de independencia. El dirigente socialista no ha pactado un apoyo, sino un cepo que le condena a una permanente postración ante ERC.

 

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído