ARTÍCULO EN EL DIARIO 'ABC'

Jenaro Castro: «TVE se ha convertido en una mala imitación del periodismo pop de la TV privada»

Jenaro Castro: "TVE se ha convertido en una mala imitación del periodismo pop de la TV privada"

Por mucho que Rosa María Mateo y sus afines mediáticos hagan piruetas verbales para justificar lo injustificable, la realidad es la audiencia de RTVE se hunde en el fango.

Según los datos aportados por la consultora Barlovento Comunicación, la audiencia de los tramos informativos en RTVE obtuvieron un promedio que apenas alcanzó los 1’6 millones de espectadores, a más de 350.000 de Antena 3 y Telecinco, las dos grandes televisiones privadas en ese tramo de las noticias.

La propia consultora habla de registros mínimos en la televisión pública. Subraya el informe que la caída comenzó a partir de la segunda parte del año, curiosamente ya en la época de Pedro Sánchez en el Gobierno y con Rosa María Mateo a los mandos.

En un artículo en el diario ABC, Jenaro Castro, ex director de Informe Semanal y periodista de RTVE, hace una radiografía sin anestesia de la situación alarmante a la que está conduciendo Mateo a la televisión que pagan todos los españoles.

Castro comienza con señalar el dislate que significó la dimisión en preventivo de Almudena Ariza:

Hemos dejado de ser RTVE para convertirnos en una mala imitación del periodismo pop-emergente de televisión privada. Esta negra etapa de duelo y luto culmina con la última chapuza: la dimisión de una directora de informativos antes de tomar posesión tras referéndum preventivo del Consejo de Informativos.

Luego se refiere al surrealista concurso público proponiendo una salida:

La fórmula menos imperfecta y más eficaz dada la urgencia de la crisis de RTVE, es una elección de la cúpula directiva por consenso y proporcionalidad parlamentaria en tanto se diseña una hoja de ruta que blinde un nuevo concurso público objetivo basado en la transparencia infalible del proceso de elección.

Y remata:

En RTVE sobra talento pero falta liderazgo por culpa del enredo político interno y externo. Lo demás es engañarnos a nosotros mismos, edulcorar la politización de la radiotelevisión pública y alargar la agonía en el codiciado negocio de la televisión.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído