EL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ SE DESENTIENDE DE LOS MARRONES EN POLÍTICA EXTERIOR

Torreblanca hiela la sangre de los socialistas de bien insinuando que Zapatero es el ‘agente tapado’ de Iglesias

 

Torreblanca hiela la sangre de los socialistas de bien insinuando que Zapatero es el 'agente tapado' de Iglesias
Pablo Iglesias comparte mesa con José Luis Rodríguez Zapatero y a la derecha el hoy ministro podemita de Consumo, Alberto Garzón.

José Ignacio Torreblanca entra a fondo este 25 de enero de 2020 en el auténtico estallido que ha supuesto la visita a España del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

A juicio del analista político y columnista de El Mundo, la gira europea del líder caribeño ha provocado un caos dentro del Gobierno de Pedro Sánchez donde se ha intentado nadar entre dos aguas y al final lo único que ha quedado claro es el discurso de Pablo Iglesias (Unidas Podemos) en contra de Guaidó.

Torreblanca asegura que se veía venir el drama con respecto a Venezuela desde que se formó el tan cacareado Gobierno de coalición:

Pocos advirtieron el hecho de que en el acuerdo de gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos no hubiera una sola palabra sobre política exterior y de seguridad. Una omisión imperdonable teniendo en cuenta la evidencia de que la cuestión venezolana (entre otras) iba a causar más de un quebradero de cabeza al Gobierno.

Sí sabemos, por el contrario, que los dos partidos pactaron crear estructuras de coordinación y comisiones de seguimiento, supuestamente para tratar casos como este. Y también sabemos que, con ese mismo fin, el jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo, ha centralizado bajo su mandato tanto los aspectos de comunicación como la dirección de la agenda internacional del presidente.

Para el analista de El Mundo, aquí no se trata de que haya descoordinación, sino que claramente no se quiere importunar a Podemos en una cuestión como la venezolana:

Debemos, por tanto, suponer, que la decisión de Sánchez de no recibir a Guaidó no es resultado de la descoordinación de un Gobierno amateur poco rodado, sino de una decisión deliberada que implica un importante cambio en la política exterior. Una decisión que, sorprendentemente, no ha sido explicada ni por el presidente, ni por su portavoz, ni por su ministra de Exteriores, sino por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que ha retirado a Juan Guaidó el título de presidente interino con el que la comunidad internacional democrática y nuestros socios europeos lo reconocen y degradado a la categoría de «importante líder de la oposición venezolana».

Insiste en la idea de que:

La iniciativa de Iglesias y el silencio de Sánchez coinciden con una ofensiva en favor del régimen criminal de Maduro del ex presidente Zapatero, convertido a la vista de todo el mundo en confidente y asesor de Pablo Iglesias sin que nadie en el PSOE parezca preguntarse para qué formación política trabaja realmente ZP.

Recuerda los últimos escándalos que se han producido con representantes españoles de por medio en Bolivia y Venezuela:

A los tejemanejes de Zapatero en Venezuela, que incluyen un trabajo de lobby empresarial incompatible con su supuesto papel de mediador, se añaden las sospechas de que el Ejecutivo ayudó a miembros del Gobierno de Morales implicados en una supuesta financiación ilegal de Unidas Podemos a salir del país; el gravísimo episodio protagonizado por Ábalos en el aeropuerto de Barajas y el juicio por corrupción a Raúl Morodo, embajador de la España de ZP y José Bono en Venezuela, que resulta que trabajaba para Chávez y no para el Estado español.

Y exige que se depuren responsabilidades, amén de cambiar el rumbo con respecto a Venezuela y el entreguismo a Maduro:

Toda nuestra política hacia Venezuela, un país con una crisis de derechos humanos, alimentaria y de asilo y refugio solo superada por el carnicero de Damasco, está puesta en cuestión, para daño a la imagen y credibilidad de España. Urge una investigación a fondo, la limpieza de tanta podredumbre y una rectificación completa de rumbo.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído