'CASO BBVA'

Los papeles del escándalo del BBVA desvelan que Villarejo espió a Eduardo Inda por encargo de Francisco González

"Sin gente del CNI, dudo que hubiésemos podido hacer el trabajo"

Los papeles del escándalo del BBVA desvelan que Villarejo espió a Eduardo Inda por encargo de Francisco González

El comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo investigó el cruce de llamadas del teléfono del periodista Eduardo Inda por encargo del presidente del BBVA, Francisco González. El propio Villarejo ha reconocido en el pasado que “siempre ha tenido relación con periodistas”, aunque nunca dijo que también les espiara.

Según publica Manuel Cerdán en OKdiario, González y Villarejo están siendo investigados por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional en la pieza 9 de la operación Tándem, que está dedicada al espionaje del BBVA. El magistrado Manuel García Castellón les imputa los delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios.

Cabe recordar que en 2004 el banco contrató los servicios del policía para conseguir frenar el desembarco de la constructora Sacyr en su Consejo de Administración.

Por todos esos trabajos de espionaje a favor del BBVA Villarejo cobró a través de su sociedad Grupo Cenit más de diez millones de euros, que percibió entre los años 2004 y 2017. El presidente del BBVA había colocado a Eduardo Inda en la diana de las investigaciones secretas de Villarejo tras desvelar OKDIARIO en 2015 una serie de informaciones sobre las relaciones oscuras entre González y Rodrigo Rato.

«EL CNI ME PROMETIÓ ECHARME UNA MANO»

Villarejo declaró en la Audiencia Nacional que «responsables» del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) le prometieron que le echarían «una mano» después de que el jefe de seguridad del BBVA Julio Corrochano le encargara intentar frenar el asalto de Sacyr al banco en el año 2004. Es más, llegó a decir que sin ellos duda que se hubiese podido hacer el trabajo.

«Una vez que me lo comunica Corrochano, en una de las charlas que yo mantenía periódicamente con gente del CNI comenté que me habían pedido eso. Antes de aceptar, como mantenía buenas relaciones con gente del CNI, lo comenté y me dijeron que ya sabían (la operación de Sacyr) y que me iban a echar una mano», aseguró.

Así lo dijo Villarejo en su declaración ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 Manuel García Castellón y los fiscales anticorrupción, a la que ha tenido acceso Europa Press, cuando compareció por la pieza 9 de la macrocausa Tándem, que investiga los contratos que el BBVA suscribió con el comisario jubilado a lo largo de 13 años, trabajos por los que éste cobró más de 10 millones de euros.

«GENTE PATRIOTA»

A la pregunta de García Castellón de si compartía los resultados de su trabajo con el CNI, el expolicía contestó que «oficialmente no», pero sí «con determinada gente» del CNI que a su entender «era patriota y no veía con buenos ojos que se entregara un banco de primer nivel a Francia y por lo tanto quería boicoterlo».

El comisario jubilado, que lleva en prisión provisional desde noviembre de 2017, explicó que Corrochano no le dijo quién le había hecho a él el encargo de contratar a Villarejo, pero que imagina que «al ser un tema de tanta trascendencia, tendría alto nivel de interlocución en el banco». «Genéricamente me dijo que era un encargo que le habían hecho, supongo que de altas instancias del banco», añadió, para apuntar después: «Nunca me entrevisté con el presidente del banco (Francisco González) ni con nadie más que el señor Corrochano».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído