"Este ministro ya ha demostrado que es un mentiroso compulsivo, pero no lo tenía por cobarde"

Ussía reduce a escombros a Ábalos: «Este mentiroso teme viajar fuera de España por haber sido el criado de una mujer despreciable»

"El teléfono que utilizó la narcoterrorista para conversar con el presidente del Gobierno de España era el oficial del ministro de Transportes, o lo que es igual, el móvil de Ábalos"

Ussía reduce a escombros a Ábalos: "Este mentiroso teme viajar fuera de España por haber sido el criado de una mujer despreciable"
Alfonso Ussía, José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez.

Alfonso Ussía no tiene piedad alguna del ministro de Transportes, el peculiar José Luis Ábalos, después de ofrecer innumerables versiones sobre su presencia en el aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas en la madrugada del 19 al 20 de enero de 2020 coincidiendo con la escala técnica que hizo el avión en el que iba Delcy Rodríguez, la vicepresidenta del sátrapa venezolano Nicolás MaduroCarlos Herrera cruje a Pedro Sánchez por el nuevo giro del ‘caso Ábalos’: «Su Gobierno es el más embustero»-.

Este 7 de febrero de 2020 comenta en su tribuna de La Razón la cobardía del titular ministerial que, repentinamente, canceló un viaje que ya tenía agendado a Colombia:

Entre las complacencias de un buen español, no destaca la de saber que tiene un ministro del Gobierno que cancela un viaje a Colombia por temor a ser detenido. Todo viene de las nueve versiones diferentes que ha dado de su mortadeliana y filemona entrevista con una gobernante del narcoterrorismo, la tortura y el hambre con el pueblo venezolano como víctima fundamental. Este ministro ya ha demostrado que es un mentiroso compulsivo, pero no lo tenía por cobarde. La DEA estadounidense está muy interesada por conocer en persona las peripecias aeroportuarias y la charla que mantuvo con la implacable tirana.

Relata con detalle la última versión que se ha conocido del ‘caso Ábalos’ y como el ministro se puso más que chulo con la PolicíaCrisis Ábalos: Desenmascaran al peso pesado del PSOE que le dio la puñalada por la espalda al ministro-:

Ahora sale a la luz una décima versión. Que la bestezuela mantuvo una larga conversación telefónica con Pedro Sánchez, en la que le exigió no recibir al presidente legítimo de Venezuela Guaidó, le pidió que fuera expulsado de la Embajada de España en Caracas Leopoldo López y entorpeciera hasta el máximo las investigaciones acerca de la financiación del régimen de Maduro a Podemos. El teléfono que utilizó la narcoterrorista para conversar con el presidente del Gobierno de España era el oficial del ministro de Transportes, o lo que es igual, el móvil de Ábalos. Previamente, el ministro que no viaja a Colombia porque teme ser detenido, desautorizó con vehemente desprecio a los policías que impidieron, en un principio, que la tirana desembarcara.

Asegura Ussía que ahora el ministro se juega una detención por saltarse un mandato de la UE –José Luis Ábalos humilló a un oficial de Policía para proteger a Delcy Rodríguez-:

Llegado Ábalos, ordenó a los policías que se plegaran a sus decisiones, la íntima colaboradora del animal caraqueño pisó tierra española, la paseó, la llevó a un salón de autoridades del aeropuerto de Barajas, la agasajó con ese mimo y cariño que algunos socialistas muestran por los narcotorturadores, le puso en contacto con Sánchez y la despidió, al cabo de unas horas con dos ósculos en los papos, mientras se ponía a su plena disposición. De lo que se habló y de lo que se pactó es lo que desea saber la DEA, la Interpol y la Organización de Estados Americanos, y de ahí la suspensión de Ábalos del viaje a Colombia, porque en Bogotá carece de la cobertura del ministro Marlaska, otro que se las trae. Sucede que si viaja a otros países de la Unión Europea, Ábalos puede toparse con similares problemas. Vamos a tener, pues, un ministro de Fomento muy local, cerrado a cualquier visita al exterior.

Insiste en que Ábalos va a tener un problema muy gordo, y no solo por sus mentiras, sino por haber hecho de perfecto ‘chacho’ de Delcy Rodríguez –Exclusiva: Presionan a la Policía Nacional para borrar las imágenes de la reunión entre Ábalos y Delcy Rodríguez-:

El ministro Ábalos, que ha viajado mucho, ya no podrá seguir haciéndolo porque su temor a ser detenido se lo impide. Vamos a tener un ministro-ombligo, fuerte en su despacho, medroso en la calle y ausente en cualquier cita oficial en el exterior de España. Por mentiroso, y por su presumible delito de prevaricación y abuso del poder recibiendo a una asesina que tenía prohibido sobrevolar la Unión Europea y pisar tierra en España. Sus horizontes peninsulares se reducen a Cádiz, La Coruña, Gerona y Levante, y los insulares a las Baleares y Canarias. Fuera de ahí, en cualquier momento, la Interpol podría detenerlo y pedirle las precisas explicaciones.

Será un ministro de Transportitos, muy limitado, muy arisco con las preguntas de la prensa libre – que todavía, aunque reducida, queda-, encerrado en su despacho y con un pavor a viajar para no ser detenido. Se lo ha ganado a pulso, el pobre hombre, por servir de criado de una mujer despreciable en busca y captura.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído