ENTREVISTA EN TVE

El Quilombo / La metamorfosis de Franganillo: de caniche de Pedro Sánchez a rabioso rottweiller con Abascal

El tono inquisidor de Franganillo emuló a la peor Ana Pastor

La entrevista trampa de Carlos Franganillo este 14 de febrero de 2020 en el Telediario 2 de TVE ha sido la mejor muestra de que en el Kremlin mediático que dirige la soviética Rosa María Mateo, los sindicatos comunistas configuran las escaletas y los periodistas se limitan a ejercer de comisarios políticos.

Han dejado el periodismo hace mucho tiempo para dedicarse al más puro activismo con desaprensiva villanía

Según cuentan fuentes internas de TVE a PD, el tono acusatorio de Franganillo, es decir «predisponiendo a la audiencia a la culpabilidad del entrevistado, obligando a que Abascal estuviese a la defensiva», sorprendió a propios y a extraños.

De esta manera no hubo lugar a que el entrevistado estuviera cómodo y pudiese explicar sus politicas.

«En algún momento parecia que el gobierno era del PP y Vox la oposicion, solo interesaba enfrentamiento VOX-PP. en Madrid y Murcia. Todo era un ataque a su principal forma de comunicacion, redes sociales, para debilitar credibilidad. No se le preguntó sobre delincuencia, inmigracion, CCAA, campo, desigualdades territoriales principales ejes campaña de VOX. Solo preguntas sobre aspectos de los que acusan PSOE-PODEMOS a VOX», dicen a PD.

El gallego Elentir, en su imprescindible Contando Estelas, dice: «Más que un entrevistador, hoy Franganillo ha adoptado el papel de un comisario político, empeñado en aclarar por qué el líder de la tercera fuerza del Congreso de los Diputados tiene la osadía de llevarle la contraria a la izquierda. El comisario se ha pasado toda la entrevista manipulando de la forma más torticera e intentando dejar a Abascal como un radical, un mentiroso y un tramposo, e incluso poniéndose a discutir con él, cosa que no hizo con Sánchez. Una vez más, queda claro quién manda en TVE, ese canal que nos obligan a pagar a todos los españoles para que sirva de órgano de propaganda del gobierno de turno».

TONO INQUISIDOR

El tono inquisidor de Franganillo, emulando a la peor Ana Pastor, se le perdonaría si fuera el mismo que utilizó con Pedro Sánchez pero ahí el rabioso rottweiller fue un mimoso caniche con el que se entretuvo el entonces presidente en funciones en febrero de 2019. «Nada que ver con la condescendencia del entrevistador con Sánchez o con Casado o como la que pronto exhibirá cuando entreviste a Pablo Iglesias. A la vista de lo ocurrido Abascal debería denunciar esta burda manipulación», como dicen en República.

Vale, muy bien. ¿Y que esperaban? ¿Que le rascara la barriguita? La entrevista debería haber sido mucho mejor preparada por su equipo de comunicación. ¿Qué es eso de decir «según parece» cuando le preguntan por las pruebas sobre corrupción de Podemos? ¿Cómo puede ser que no haya sacado ni un dato de toda la información publicada con papeles en El Mundo?

Y cuando le preguntan por el informe “Agresiones sexuales con víctima desconocida”, elaborado desde el Instituto de Ciencias Forenses y Seguridad de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en el año 2010 para echarles en cara que no son datos oficialesla respuesta tendría que haber sido: «Querido Franganillo, si no hay datos oficiales sobre los extranjeros que han participado en violaciones en manada, será porque no interesa que se sepa».

VER ‘EL QUILOMBO’ – PRESENTADO POR LUIS BALCARCE

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído