EL COMISARIO LE ENVIABA 'ESCRITOS TUNEADOS'

Montse Suárez, azote de la corrupción y las cloacas, redactaba escritos en el BBVA al dictado del comisario Villarejo

Montse Suárez, azote de la corrupción y las cloacas, redactaba escritos en el BBVA al dictado del comisario Villarejo

La impoluta abogada y tertuliana Montse Suárez presume de de ser el azote de la corrupción y las clocas en ‘Todo Es Mentira’ (TEM) de Cuatro pero resulta que escribía sus textos legales para el BBVA al dictado y “tuneados” por José Villarejo.

«Letrada y policía se conjuraban entre bambalinas, ya en 2013, en una ofensiva diseñada por Francisco González (FG) contra Luis Pineda, ex presidente de Ausbanc, y la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete», informa Manuel Cerdán en OKdiario.

Las conexiones clandestinas de la letrada Montse Suárez con el ex comisario Villarejo han quedado al descubierto tras el levantamiento del secreto sumarial de la operación Tándem, gracias a unos correos electrónicos que figuran en la pieza 9 sobre el espionaje del BBVA.

En un email (jose.villarejo@xxxx.es) remitido por Villarejo a su socio y colaborador Rafael Redondo (r.redondo@xxxx.es), en agosto de 2013, el policía le daba las siguientes instrucciones: “Reenvíale a Kol la copia de escrito y el texto tuneado que está abajo. JV”.

Cuando el comisario infiltrado mencionaba a “Kol” se estaba refiriendo al también ex comisario Julio Corrochano, en aquellas fechas jefe de Seguridad del BBVA y hombre de confianza del presidente FG. El correo estaba firmado con las iniciales “JV”, que coinciden con las de José Villarejo.

TRABAJÓ PARA MANOS LIMPIAS

Entre 1996 y 2004 esta abogada prestó sus servicios en la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc). En esa etapa ejerció la acusación popular en procedimientos largos y complejos como los casos Banesto, Gescartera, cesiones de crédito y chiringuitos financieros. Después montó su propio despacho profesional, colaborando como letrada externa con el BBVA.

Suárez se dio a conocer en los medios como la abogada del sindicato ‘Manos Limpias’, bestia negra de la progresía y al que sus enemigos acusaban de ser financiado por la extrema derecha. Todo acabó cuando una guerra de celos entre Suárez y otra abogada del sindicato, Virginia López Negrete, hizo estallar todo en mil pedazos.

La exuberante rubia se vengó denunciando que Ausbanc y Manos Limpias actuaban como un «matrimonio» y se retroalimentaban aportando en la Audiencia Nacional documentos que probarían esta relación mientras que Negrete acabó imputada por el caso Ausbanc.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído