JANO GARCÍA SUFRE LAS CONSECUENCIAS DE MENCIONAR LAS MANIFESTACIONES FEMINISTAS

Espejo Público no tarda ni un minuto en cortar a un invitado en cuanto nombra el 8M para explicar la curva de la pandemia del coronavirus: «¡Dais vergüenza!»

"Un minuto han tardado en cortarme la conexión en cuanto he nombrado la manifestación del 8M"

Solo un minuto. Este es el tiempo que ha tardado el programa ‘Espejo Público’ en cortar al economista Jano García cuando le pidieron que entrara en el programa de Antena3 para «explicar la curva de la pandemia» del coronavirus.

¿El motivo? Aludir a las manifestaciones del 8M.

Ese ha sido el clic que ha resonado en la cabeza de los jefes de Atresmedia, para acabar con la intervención de García, ejecutada por Gonzalo Bans.

Así ha sucedido (ver vídeo adjunto) y así lo ha expresado el afectado posteriormente en su Twitter:

Hoy he decidido acceder a participar en Espejo Público porque literalmente «querían que explicara la curva de la pandemia». Un minuto han tardado en cortarme la conexión en cuanto he nombrado la manifestación del 8M. No me han dejado explicar absolutamente nada. Dais vergüenza

Las televisiones dependen del Gobierno y de su ‘rescate’

Lo sucedido nos recuerda a la situación de los medios en España. Dependen del dinero de las ayudas del Gobierno para salir airosos de la situación de crisis y no quieren molestar demasiado al Ejecutivo socialista en temas como su grave irresponsabilidad por alentar y convocar las manifestaciones del 8M.

Las TV comerciales, atribuladas por la ‘drástica caída’ de la publicidad aparejada a la crisis del coronavirus, el confinamiento de la población, el cierre general y la paralización de la actividad económica, han pedido al Gobierno socialcomunista ayudas urgentes.

La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (UTECA), donde juegan un papel preponderante las opulentas Mediaset y Atresmedia, dueñas de Antena 3, LaSexta, Telecinco y Cuatro entre otras cosas, implora al socialista Sánchez que empiece a inyectarles a granel campañas publicitarias, además de darles bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social y ayudas variopintas.

No se plantean, con una desvergüenza que escandaliza, recortar el millonario sueldo de Antonio García Ferreras, Jorge Javier Vázquez, Wyoming o Pablo Motos.

Tampoco renunciar a los suculentos bonus que suman a sus emolumentos salariales los José Creuheras, Mauricio Casals, Javier Bardají, Silvio González, Paolo Vasile, Manuel Villanueva y compañía, sino que, del erario público, de ese dinero que sale del bolsillo de todos los españoles y tan imprescindible será para atender a infectados, comprar respiradores, pagar vacunas, asistir a parados, ayudar a los autónomos o auxiliar ‘in extremis’ a decenas de miles de empresas que van camino de la ruina, se les de a ellos un buen trozo.

Con disimulo y a ser posible con campañas publicitarias lanzadas por el Gobierno central y los gobiernos autonómicos.

¿Y qué va a hacer Sánchez? No hay que ser muy imaginativo para adelantar que acogerá con ‘cariño’ -si no lo ha hecho ya- la lacrimógena petición de las televisiones y como quien paga manda, que dice un viejo refrán español, exigirá a cambio fidelidad perruna, cobertura amistosa y mucha manipulación.

No son los millonarios televisivos los únicos dispuestos a ir en ‘peregrinación piadosa’ a La Moncloa.

Queremos seguir siendo un medio de comunicación libre

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

PINCHA Y CONTRIBUYE

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído