OLIVER CENSURA LAS PREGUNTAS AL INQUISIDOR DE LA GUARDIA CIVIL

Monumental ridículo en Moncloa: ‘la banda del bulo’ celebra con aplausos perseguir a los periodistas críticos con Sánchez

El momento en el que este 20 de abril de 2020 ‘la banda del lapsus’ se aplaudió a sí misma por perseguir a los periodistas críticos con Sánchez habrá que guardarlo en el museo de la infamia de esta banda de mangantes a la que se ha sumado todo un general de la Guardia Civil.

Todo comenzó con las bochornosas declaraciones del general José Manuel Santiago aseguró en rueda de prensa que trabajan para «minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno» cuando respondía a una pregunta sobre los bulos.

Era un escándalo porque venía a admitir que el Gobierno estaba utilizando a la Guardia Civil para su beneficio político, y que el Instituto Armado ha accedido a cumplir esa orden ilegal.

«Lo que no es decente es querer usar a la Guardia Civil para minimizar críticas al Gobierno y tampoco cerrar el Portal de Transparencia o mantener infradotado al personal sanitario. Además, después de que el general Santiago se limitara a «leer su hoja de servicios, que es impresionante», el Gobierno «no permitió ninguna pregunta sobre lo que había sido titular de portada en prácticamente todos los medios». «Eliminaron las preguntas: si eso no es censura…«, como bien ha apuntado Carlos Herrera en su editorial en COPE.

No solo no fue un lapsus sino que el jefe del Estado Mayor del Instituto Armado aseveró que «no hay ideologías» en el trabajo del Comité Técnico del Coronavirus, del que forma parte.

«En mis 40 años de profesión y de servicio, en la lucha contra ETA, en la academia, en misiones en el extranjero, en El Salvador, Bosnia, Libia y en la lucha contra esta pandemia, si algo he aprendido es que lo primero son las personas. No hay ideologías, lo primero son las personas y todos los que estamos aquí y todos ustedes somos un equipo. ¡Gracias!»

El vodevil de Santiago acabó en aplausos de Fernando Simón, jefe de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, la jefa de Área del CCAES, María José Sierra, el Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional, José Ángel González y el general de brigada Carlos Pérez Martínez, jefe de gabinete del jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD).

Un cerrado aplauso al que ha terminado sumándose también Miguel Ángel Oliver, el secretario de Estado de Comunicación, que no quiso perderse participar del ridículo en Moncloa: «El aplauso lo entendemos todos como un aplauso extendido a todos ustedes por ser un esfuerzo imparable, sin descanso y, por lo tanto, impagable. Muchas gracias», decía Oliver, que, como no podía ser de otra manera, censuró cualquier pregunta incómoda al general Santiago.

Como guinda de todo este esperpento, Simón, lamentó las críticas y se permitió dar lecciones de decencia: «El utilizar fallos en los discursos que podamos tener para hacernos daño como equipo no es algo decente». El mayor responsable de este tragedia humanitaria dando lecciones de moral. Lo que nos faltaba.

Pero es que además, toda ‘la banda del bulo’ mentia. Ana Terradillos, otra que ha saltado del barco, informaba desde al Cadena SER que Marlaska había mentido como un bellaco al dar cuenta de un correo de la Guardia Civil remitido a las diferentes comandancias instaba a sus unidades a identificar noticias falsas y fake news «susceptibles de provocar estrés social y desafección a instituciones del Gobierno».

El correo fue remitido el pasado 15 de abril e insta a los agentes a la «identificación, estudio y seguimiento en relación con la situación creada por el COVID-19 de campañas de desinformación, así como publicaciones desmintiendo bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno.

Este email está en el origen de las polémicas declaraciones del general jefe del Estado Mayor, José Manuel Santiago, que ayer habló de «minimizar las críticas a la gestión del Gobierno». El correo lo envió el Estado Mayor a todas las zonas y comandancias y se utiliza la frase desafección a las instituciones del Gobierno».

El ministro Marlaska, el de la «caza al bulo» que difundió un falso caso de violencia de género volvía a engañar a los españoles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído