EN 'EL INTERMEDIO' DE LASEXTA

El Quilombo / El ministro de Universidades propone aplicar la mordaza a VOX: «Hay que intervenir las redes sociales»

Cada vez que un izquierdista caviar nos vende una autobiografía revolucionaria, hay que desconfiar. Y Manuel Castells no es la excepción.

Ya nos hemos tragado muchas Rigoberta Menchú para no saber que éstos que presumen de haber hecho el mayo del ’68 eran niños pijos como Wyoming que luchaban contra el franquismo haciendo botellón en Amsterdam como él mismo confesó en sus memorias psuedorevolucionarias.

Estos son los peores. Ahí la tienen a la Rigoberta, Premio Nobel de la Paz, embajadora de la UNESCO, y Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Nos vendió que jamás pudo acceder a una educación, que su familia y ella fueron explotados por terratenientes, y que conoció las injusticias desde muy pequeña. Era todo mentira. Era un niña bien que estudió en varios internados. Los terratenientes de los que se quejaba –esos adinerados especuladores- eran precisamente sus padres.

Quien dice Rigoberta Menchú dice Rita Maestre, Ramón Espinar o Manuel Castells, que luchó de forma valiente contra el franquismo desde una cómoda residencia de la Universidad de Berkeley. «Tuve que salir de España por los Pirineos en 1962… No fui un hippie de los psicodélicos, pero me hubiese gustado. Yo era un activista que luchaba por la paz en el mundo», le confiesa a Wyoming.

«Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior», escribió FJ Contreras en Disidentia. “Sólo tienen un obrero y lo sacan a pasear los domingos”, decían los castizos.

De mayores, esos niñatos hedonistas no dejaron de pisar moqueta. Daniel Cohn-Bendit ha gozado de despacho oficial en los últimos treinta años Parlamento Europeo, Règis Debray, otro que venía de familia adinerada, compañero de fatigas del asesino ‘Che’ Guevara, fue nombrado asesor de políticas exteriores del presidente François Mitterrand. 

“A Debray no teníamos necesidad de torturarlo para que hablara. Tenía tanto miedo que cuando le soplábamos los ojos se ponía a llorar. Nosotros ya sabíamos por dónde andaba el Che cuando capturamos a Ciro Bustos y a Régis Debray. La CIA nos había dado un respaldo decisivo”, contaron los bolivianos.

Manuel Castells acabó de ministro. La mayor herencia que nos dejaron fue llamar ‘fascista’ al discrepante. Es una práctica totalitaria que el gurú Castells no ha abandonado desde entonces como lo demostró afirmando en ‘El Intermedio’ de laSexta que «o tomamos en serio la intervención de las redes en la democracia o tenemos un problema muy grave».

El ministro cuota de la izquierda antisistema barcelonesa justifica la censura porque «la mayor parte de mensajes políticos que se mueven en las redes sociales, principalmente por parte de la ultraderecha, son robots».

Lo dice con la misma tranquilidad con la que los del mayo del ’68 interrumpían las clases en la Sorbona y ocupaban dependencias universitarias insultando a profesores que les doblaban en edad y habían conocido los calabozos de la Gestapo. Hoy la Gestapo en las redes son ellos mismos.

«Los progres que gritaban por las calles ¡libertad, libertad! cuando llegan al poder enseñan su verdadera cara de dictadores socialistas», tuiteó Rocío Monasterio.

En cambio, cuando si las redes sirven a las causas de la izquierda, allí son buenas. «Las redes sociales han incrementado extraordinariamente la capacidad autónoma de los movimientos sociales, como demuestra, entre otros, el 15-M en España: ahí se gestó la crisis del sistema político. Y es que el poder institucional siempre se basó en el control de la comunicación y la información, y ese control ha sido desbordado en la era Internet», dijo en una entrevista a La Vanguardia. Todavía no era el ministro de la mordaza.

Cuando un Gobierno presidido por un presidente que ha plagiado su tesis doctoral presume de un ministro de Universidades resulta complicado tomarle en serio.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 14 DE MAYO DE 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído