EXPERTO EN PENSIONES DEL EAE BUSINESS SCHOOL

Entrevista a Juan Carlos Higueras: «Si nos rescata Europa, las pensiones se recortarán hasta un 40 por ciento»

La caída en el número de pensiones que indica el avance estadístico de la Seguridad Social era un dato esperado teniendo en cuenta la tragedia social que está suponiendo la pandemia del COVID-19, en especial entre nuestros mayores.

De acuerdo con los datos facilitados por esta institución, el número de pensiones en mayo bajó en 38.508 personas respecto del mes anterior (34.239 corresponden a pensiones de jubilación y de viudedad, una señal de los colectivos que han sido más afectados por el Covid) y en 45.258 si se contabilizan los meses de marzo y abril conjuntamente.

Si miramos hacia atrás y consideramos que la serie histórica de las pensiones siempre ha tenido una tasa de crecimiento positiva y hacemos la comparación respecto a las que había en el mes de diciembre de 2019, la caída total es mayor y suma un total de 47.242.

«Esto podría evidenciar que mucho antes de la declaración de la pandemia ya se estaban produciendo bajas en el sistema de pensiones, pudiendo ser una posibilidad que el contagio estuviese pasando factura en silencio a nuestros mayores», afirma Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de EAE Business School.

Por otra parte, si comparamos la serie histórica vemos que la media de altas por jubilación en los meses de abril del periodo 2015-2019 era de 25.290; este año 2020 el número de pensiones por jubilación ha bajado a 15.861 (38.508 en total).

Si comparamos los datos de abril 2020 con los del mismo mes del pasado año, la caída ha sido de un 32,2%, equivalente a 14.819 pensiones menos.

Pero además, para contabilizar de forma más adecuada la caída en las pensiones, habría que tener en cuenta también el aumento esperado en el número total si no hubiese sobrevenido la crisis sanitaria en la que nos encontramos.

Centrémonos en los datos del mes de mayo y comparemos con el mismo mes de años anteriores: en mayo de 2019 hubo 52.980 altas en el sistema de pensiones tras una tasa de crecimiento medio anual del 3,5% entre 2015 – 2019; si aplicamos este baremo a 2020, de no haber aparecido el Covid las altas habrían sido de 54.850.

Por tanto, la disminución real de pensiones durante el presente mes ha sido de 93.358, no de 38.508 como se ha dicho.

En cuanto al importe mensual de la nómina de pensiones, como era de esperar, se ha reducido en 26,38 millones de euros, algo poco significativo comparado con el montante de 9.853 millones que mensualmente tiene que abonar una Seguridad Social que tiene un déficit histórico por la insostenibilidad del sistema.

Considerando que en los próximos años se incorporarán los “baby-boomers”, aumentará la longevidad de nuestra población y habrá mayores bases de cotización, el impacto sobre las arcas públicas será mucho mayor. Es necesario el rediseño total de nuestro sistema de pensiones si queremos mantener una tasa de sustitución similar a la que actualmente hay del 78% y, que nuestros mayores, nosotros y las futuras generaciones puedan mantener un nivel de vida digno cuando ya sean vulnerables y sin posibilidades de generar ingresos.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 28 DE MAYO DE 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído