EN 'AL ROJO VIVO'

El Quilombo / Cintora nos conmueve elogiando a un ex miembro de una banda terrorista: «El padre de Iglesias merece un respeto porque luchó contra Franco»

«Esta gente luchó contra un dictador y merece un respeto».

El periodista Jesús Cintora ha asumido el papel de abogado defensor de Javier Iglesias después de que Cayetana Álvarez de Toledo le tachara de «terrorista» en sede parlamentaria.

Cintora ha escrito un panegírico en la web de laSexta ensalzando al ex miembro de FRAP como un pobre abuelito jubilado de 66 años con un historial médico de riesgo.

Javier cuenta que ya es «un viejo», al que le «emociona» que le estén llamando o escribiendo hasta algunos del PP que se sienten «avergonzados». Es el estilo «cayetaner», que no causa indiferencia. También será recordado por proezas como llamar «senil» a Carmena, meterse o utilizar a Rubalcaba y a Julio Anguita nada más morir.

Una santa, doña Cayetana, guardiana de las cabalgatas de Reyes Magos como Dios manda. Aplaudan, pónganse en pie. Habló su señoría en el Congreso guardando el respeto y un luto oficial riguroso en memoria de decenas de miles de muertos con un país abochornado.

El relato de Cintora nos emociona hasta las lágrimas. Cuenta el periodista que Javier Iglesias presenció el ataque de la portavoz popular «en vivo y en directo» por televisión

«Está jodido, porque hay un poco de todo. Lleva meses sin salir de casa. Y resulta que enciende la televisión y una diputada le llama ‘terrorista’. Javier está solo y siente rabia e impotencia»

No es un simple lavado de cara de un personaje con un pasado oscuro e incómodo para la izquierda.

No se trata solamente de decir como dijo Elisa Beni que el FRAP era «una organización antifascista, no terrorista» sin hacer mención a la muerte de cinco policías y un guardia civil mutilados de por vida por el FRAP.

Se trata como dice hoy Federico J. Losantos en El Mundo de que no haya víctimas porque si no hay víctimas no hay verdugos. Se trata de borrarlos del BOE y de la memoria de todos los españoles.

Uno repasa las televisiones compradas por el Gobierno y no caben dudas: Cayetena Álvarez de Toledo ha pisoteado con su «exabrupto» (Ferreras, Terradillos dixit) la memoria de un luchador antifranquista y por eso merece ser quemada en la plaza pública.

«Esta gente luchó contra un dictador y merece un respeto». Lo que nos viene a decir Cintora es que este abuelito es un héroe a emular. El FRAP no era una banda de asesinos sino una ONG por la paz y la justicia.

«Jesús, imagino que le habrá llamado mucha gente», decía Ferreras. Seguro que le mandó al abuelito un mensaje de ánimo.

Tras lo ocurrido, según ha relatado Jesús Cintora, el padre de Pablo Iglesias ha recibido numerosas llamadas de apoyo, «incluso de alguien del PP que se sentía avergonzado» por las palabras de Álvarez de Toledo. Lo peor es que hasta en eso puede que tenga razón.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 29 DE MAYO DE 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído