BATALLA CAMPAL EN EL PSOE POR EL CONTROL DE 'EL PAÍS'

El Quilombo / Moncloa tira de teléfono para derribar a Javier Monzón y asegurarse el control de PRISA

‘Match-ball’ para Javier Monzón como presidente de PRISA.

El orden del día de la Junta de Accionistas de PRISA de este 29 de junio a las 13 h —que se celebra telemáticamente desde la sede de ‘El País’ en la calle Miguel Yuste— está centrado en el punto 5 en el que se decidirá la continuidad en el Consejo de Administración de varios vocales. Entre ellos, Monzón, que ejerce de presidente no ejecutivo.

Y la mayo amenaza para Monzón es nada menos que el propio Ejecutivo de Pedro Sánchez que pretende derrocarlo en castigo por haber destituido a la anterior directora de ‘El País, Soledad Gallego-Díaz, la ultra izquierdista que bebía los vientos por el Gobierno social comunista.

La obsesión de Moncloa por ver rodar la cabeza de Monzón ha llevado al jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, a llamar personalmente a los máximos responsables de los accionistas de referencia de PRISA, como el banco Santander y Telefónica, —según cuenta Okdiario— para que se sumen a la facción rebelde y tumben al díscolo amigo de Felipe González y Juan Luis Cebrián.

Un odio indescriptible recorre el campo de batalla en el que canciller de Maduro, José Luis Rodríguez Zapatero, se pasea como un mariscal de campo tejiendo una operación con sus antiguos esbirros José Miguel Contreras y Miguel Barroso, ‘Los Migueles’, para colocarlos en el Consejo de Administración de PRISA con los apoyos de un fondo buitre: Amber Capital.

Dos facciones del PSOE como la felipista y la  zapateril para hacerse con el control de su mayor órgano de propaganda.

Monzón cuenta con los apoyos de dos de los accionistas de referencia del grupo: Telefónica (que representa al 9,4 por ciento del accionariado) y Santander (4,8 por ciento). También contaría con los votos de los ricos amigos mexicanos de González como el empresario Carlos Slim, que tiene una participación del 4,3 por ciento en PRISA y el Grupo Herradura Occidente con un 5 por ciento.

LOS APOYOS DE MONZÓN

¿Aguantarán Santander y Telefónica las presiones de Moncloa?

Conocedores de las catacumbas del IBEX como María Vega ven buena sintonía entre Botín y Pallete: «Esa amistad puede salir reforzada, puesto que todo apunta a que Telefónica votará a favor de todos los puntos del orden del día, entre los que figura la renovación de Monzón y otros dos consejeros Sonia Dula y Javier de Jaime»

Monzón ha sido una elección personal de Ana Patricia Botín, que tiene una posición del 4,8 por ciento pero influye sobre el 7,6 por ciento restante en manos de la familia Polanco, a quien le ha prestado un pastizal después del fracaso de las operaciones de la compañía en Portugal. Otro aliado de Monzón podría ser el HSBC y su cartera de acciones de 7,6 por ciento.

El enemigo de Monzón se esconde detrás de un nombre armenio: Joseph Oughourlian, propietario del 30 por ciento de PRISA como representante de Amber Capital, y amigo de Pedro Sánchez.

En la operación para derribar a Javier Monzón, podrían alinearse con Amber otros accionistas como el jeque catarí Khalid Al-Thani (5,1%) o el fondo Melqart Asset Management, que mantiene una participación del 3,6%.

UN ENEMIGO PODEROSO

Oughourlian ya se cobró en el pasado la cabeza del todopoderoso Juan Luis Cebrián con un histórico discurso en el que denunció los abusos y los suculentos bonus que se estaba llevando al boilsillo:  «Voy a votar en contra del paquete de acciones de Juan Luis. Para un gestor que ha fracasado, entiendo que 6 millones de euros para que se jubile es bastante dinero».

«En dos semanas hemos tenido que examinar varias propuestas sobre el candidato de la sucesión. Hemos tratado de negociar la salida de Juan Luis pero fue complicada porque nos exigía demasiadas condiciones. Entonces llegamos desde el comité a la conclusión de que había que cesarlo. Como no podíamos convocar un consejo de la compañía porque el presidente Cebrián no nos dejó, nos reunimos con otros consejeros consultivos que decidió en su unanimidad cesar al presidente. Esta mañana (15 de noviembre 2017) varios accionistas se acercaron a pedirme que se cesara a los consejeros independientes. Evidentemente al presidente no le había gustado la decisión que habíamos tomado. Pues a ver si las instituciones financieras españolas se atreven a echar a consejeros que han hecho su trabajo».

La eterna baraka de «El Insumergible» Cberián estaba llegando a su fin. Arrinconado por las presiones de la banca, se salvó por los pelos en abril de 2017 gracias a que el rey emérito Juan Carlos llamó personalmente a Isidro Fainé (La Caixa) y Ana Botín (Santander) para que aflojaran la soga de la deuda que asfixiaba al protegido de la Corona.

Seis meses después Telefónica y el Santander intentaron quitárselo de encima sustituyéndolo por Javier Monzón pero Moncloa dio la cara por su buen chico Juan Luis y abortó la operación pactando una presidencia de transición con el nombramiento de Manuel Polanco, alias el «El Pacificador», que aplacara los ánimos de los rebeldes.

Oughourlian fue el único que se atrevió a plantarle cara en la boda roja que acabó con su salida. Hoy volverán a encontrarse.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 29 DE JUNIO DE 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído