SILENCIO CÓMPLICE

Irene Montero, envuelta en un escándalo por tapar una denuncia contra Jorge Javier Vázquez

'Sálvame' ataca a determinadas mujeres a las que acusa de ejercer la prostitución

Irene Montero, envuelta en un escándalo por tapar una denuncia contra Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez e irene Montero, durante una conexión en plena cuarentena.

Es la ministra de Igualdad pero no es igualitaria. Defiende a las mujeres, pero no a todas porque así lo ha revelado el propio ministerio de Irene Montero a instancias de una ‘denuncia verbal’ interpuesta por vulnerar el derecho a la intimidad de algunas mujeres.

¿Quién estaría al límite de la legalidad al airear la vida íntima de varias mujeres y siempre con la misma historia, vinculándolas con la prostitución? Pues la respuesta es sencilla: los de siempre, Jorge Javier Vázquez, Telecinco y su programa vespertino diario Sálvame.

Contra esta más que supuesta vulneración contra la intimidad de la mujer y desde luego casi evidente intromisión en su derecho al honor, personajes televisivos como la concursante Fani (La Isla de las Tentaciones o Supervivientes) y otras famosas a las que señalan en el programa como prostitutas, nada tiene que decir el departamento de Montero.

Igualdad evita pronunciarse al respecto y eso que tiene un departamento, el Instituto de la Mujer, que debe intervenir para denunciar este tipo de comportamientos y más aún como en el caso de Sálvame, que proyectan ese mal ejemplo para la sociedad.

Pero no, el Instituto de la Mujer mira para otro lado, un comportamiento claramente irregular para el conocido abogado Marco García-Montes que sobre este asunto –y en declaraciones a ABC– ha manifestado con rotundidad: “La función de este Ministerio no es otra que defender a la mujer sea cual sea su condición, ya que no hacerlo es un caso de sectarismo que, además, está prohibido por la Constitución, pues todos somos iguales ante la ley”.

Sobre las actuaciones llevadas a cabo en Sálvame, García-Montes explica que, aunque no se mencione el nombre y solo se especule con la identidad de un sujeto, “sí se está diciendo que se trata de un personaje conocido» y que, por tanto, podría llegar a ser identificado. Así lo refrenda, también, el presidente de la Sección de Comunicación y Derecho del Colegio de Abogados de Madrid, Manuel Sánchez de Diego: “Aunque no se diga el nombre de la persona, si por alguna causa es posible su identificación, nos encontraríamos ante una agresión contra el derecho al honor”, recoge la citada información.

Lo que está claro que hay una doble vara de medir. Le está saliendo rentable a Jorge Javier Vázquez tener un programa para “rojos y maricones”.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído