LAS REDES SE CACHONDEAN DE LOS ADULADORES DEL GOBIERNO

El Quilombo / La trompetería mediática del Gobierno aplaude exultante el acuerdo con la UE: «Gracias, presidente»

Europa acaba de darle a España, el país que peor gestionó el coronavirus del mundo, un cheque de 140.000 millones de euros en el que 77.000 serán a fondo perdido con transferencias directas y el resto, 63.000 millones, créditos.

Un chollo para un manirroto como Pedro Sánchez que le gana así el pulso a los ‘frugales’ —Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia. Creer que Sánchez ha ‘fracasado’ en la UE como han dicho algunos medios es de una ingenuidad irritante.

Pongámonos en el lugar de Sánchez. No hay que ser un lince para ver que el socialista fue a Bruselas a pasar desapercibido, a no llamar la atención como le aconsejó su rasputín Iván Redondo: «Tú, coge el dinero y corre».

No vaya a ser que le pregunten por sus impresentables socios de Gobierno o por las espeluznantes cifras de muertos por la pandemia.

La foto de Sánchez jugueteando con un boli y sin papeles es la mejor muestra de que estaba ahí en calidad de oyente.

A él —un «insensato sin escrúpulos» como le definió el diario que mejor le conoce— lo único que le importaba era llevarse su cheque y salir corriendo.

Y vaya si lo ha conseguido porque se ha sacado el ‘Euromillón’ con solo pasear su cara de ‘yo no fui’ y sonreír a cámara.

Sánchez es como Alf, aquel extrarrestre de los años 80 que vivía escondido de gorrón en la casa de una familia tipo americana y que no ahorraba en gastos porque todo lo pagaba Willy, el bonachón padre de familia.

Aquí el descontrol del gasto de Sánchez y su socio bolivariano lo pagará Bruselas.

Ningún país está obligado a pedir prestado para financiar sus excesos, ni a recurrir a Bruselas como auditor para colocar deuda, si tiene las cuentas en orden. Pero esa lógica no funciona en el sur de Europa en donde se tiene la creencia íntima de que los europeos del Norte tienen la obligación de pagar nuestras fiestas.

No extraña que la trompetería mediática del Gobierno esté exultante. ‘Gracias, presidente’ es estas hora trending topic. Y esperen ver a las televisiones privadas calificando de ‘histórico’ y ‘épico’ el acuerdo.

Primero nos salvó la vida y ahora habrá que agradecerle que nos haya salvado el bolsillo.

No hay almuerzo gratis, dicen los americanos. Habrá que ver lo que no cuesta este rescate. Poco le importa eso a Sánchez, que tiene ahora un cheque en blanco para ‘paguitas’, propaganda oficial, televisiones autonómicas, casas para okupas y menas y dinero fresco para contentar a sus siniestros compañeros de viaje.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 21 DE JULIO 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído