SEGUNDA OLEADA DE CORONAVIRUS

Hilario Pino recita en laSexta Noche el argumentario de Moncloa para ocultar el descontrol de la pandemia

Hilario Pino recita en laSexta Noche el argumentario de Moncloa para ocultar el descontrol de la pandemia

Las terminales mediáticas del Gobierno de Pedro Sánchez salen al rescate ante el avance de la segunda ola de pandemia.

El presentador de laSexta Noche en sustitución de Iñaki López, Hilario Pino, ha dicho una y otra vez este 22 de agosto de 2020 el mensaje de la propaganda oficial para ocultar una situación epidemiológica descontrolada: «¡No estamos igual que en marzo y en abril!».

Y para que no quedaran dudas, una mesa de sumisos ‘expertos’ que no han dado una en toda la pandemia sigue aleccionando a la población.

Lo único que no fueron capaces de explicar es por qué España es uno de los países con medidas más restrictivas y al mismo tiempo con más contagios, a diferencia de otros países europeos en los que la gente hace una vida totalmente normal sin amenaza de coronavirus.

Nos han vuelto a engañar como hicieron en febrero y marzo. Este era el Gobierno que se colgaba la medalla después del estado de alarma diciendo que habían salvado 450.000 vidas.

CULPAR A LAS AUTONOMÍAS

«La maquinaria propagandística de La Moncloa goza de merecida fama, entre otras razones por su capacidad para suministrar a los medios de comunicación amigos (la inmensa mayoría) argumentarios exculpatorios ante el fracaso clamoroso cosechado por Sánchez y su Gabinete», recuerda Isabel San Sebastián en ABC.

«El más recurrente consiste en imputar todos los errores a las autonomías, con especial acento a las gobernadas por el PP y, en particular, Madrid, la gran bestia negra de la izquierda por su pertinaz negativa a dejarse engatusar por sus cantos de sirena en las urnas».

De eso se encargó de dejarlo claro otro tertuliano afín a Moncloa, Ignacio Escolar, quién aplaudió en laSexta Noche la gestión del Gobierno central diciendo que «había cometido muchos menos errores que las autonomías».

FERNANDO SIMÓN

En cualquier país serio Fernando Simón no estaría dimitido sino exiliado pero en España la prensa gubernamental le dedica portadas como si fuera Marlon Brando mientras él pide auxilio a los ‘influencers’.

«Si esto es una segunda ola, no lo parece».

A fines de julio de 2020, Simón, no veía razones para estar preocupados. Nos dirigíamos hacia un verano feliz con la pandemia controlada. Era pura propaganda oficial. Nos mandaron de vacaciones diciendo que no había peligro ninguno.

Dos meses después de haber sido decretada la ‘nueva normalidad’ el resultado son 130.000 contagios y 500 muertos. La nueva normalidad de Sánchez tiene muy poco de normal y mucho es el caos, descontrol y la confusión absoluta.

Ahora, casi a la vuelta del verano, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias dice que «nadie se confunda, la cosa no va bien».

Aquí el único confundido es Simón, capaz de decir una cosa y la contraria sin despeinarse.

COMO POLLOS SIN CABEZA

España está en una fase de la pandemia en la que tiene zonas con brotes y zonas con trasmisión comunitaria, el peor de los escenarios posibles y que ya ha tenido como consecuencia más restricciones (Reus o sur de Madrid) y, en último término, confinamientos selectivos como los de algunos municipios de Castilla-la Mancha y Castilla y León, informa La Vanguardia.

Mientras, vamos saltando de ocurrencia en ocurrencia como conejos. Unos se los imagina debatiendo sobre las medidas.

«Venga, pongamos pegatinas en las estaciones de metro recordando lo de la distancia social…» Genial, y una vez que viene el metro a viajar como sardinas.

«Venga, probemos con prohibir fumar en la calle…» Una medida que no se ha aplicado en ningún lugar del mundo.

A los españoles se les persigue por fumar en la calle, pero por las playas españolas hemos visto como se puede estar tomando el sol mientras una patera llena de ilegales aparca al lado de tu sombrilla. Cuando VOX dijo que había que vigilar las fronteras, les acusaron de xenófobos.

«Venga, vamos a cerrar los prostíbulos…» De paso nos apuntamos un tanto con las feministas. !Por la debilidad de muchas mujeres! (Irene Montero) Eso sí, sigamos inyectando dinero en el Open Arms para traer ilegales sin control. ¿No vienen mujeres con hijos en el Open Arms, señora Montero? ¿No son esas mujeres vulnerables?

«Venga, vamos a cerrar los locales nocturnos»… ¿Acaso no sabían que estos ‘expertos’ cuando más trabajan es en verano? ¿Cierras los colegios pero dejas abiertas las discotecas?

El problema que tiene este Gobierno es que su agenda ‘progre’ revolucionaria es incompatible con la gestión del coronavirus.

No podemos cerrar las fronteras porque nos tacharan de xenófobos. No podemos permitir cerrar las escuelas porque nos tacharán de alarmistas.

«Nos prometieron que recortarían nuestras libertades a cambio de seguridad. Somos menos libres y el país europeo más inseguro de la pandemia», recuerda Jano García.

Según él, en el Gobierno de Sánchez ya le han tomado la medida a la calle: se los confina, y hala, a cantar el Resistiré en los balcones. Tenemos a los expertos que nos merecemos.

Tenemos un gobierno de gestos, no de gestión. ¿Que la cosa se pone mal? A tirar de propaganda. Y si no, empezamos a prohibir que el pueblo español es muy obediente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído