En una terraza de la Avenida Antibióticos

Dos policías locales reciben una tremenda paliza al pedir el DNI a un grupo de gitanos que tomaban cañas sin mascarilla

Uno de los dos agentes agredidos perdió parte de su dentadura

Dos policías locales reciben una tremenda paliza al pedir el DNI a un grupo de gitanos que tomaban cañas sin mascarilla

La paliza fue de espanto, con dientes rotos, ojos morados, costillas magulladas y patadas hasta en el velo del paladar.

Las víctimas son dos agentes de la Policía Local de León. Y les endiñaron la brutal paliza en la madrugada de este 30 de agosto de 2020, cuando los funcionarios realizaban una ‘intervención ordinaria’.

Los policías, según cuenta León Noticias, fueron reclamados por vecinos residentes en la Avenida Antibióticos, a la altura del número 24 de la capital leonesa.

Los vecinos alertaron de la existencia de un elevado número de personas en una terraza de un local público. Ese grupo de personas incumplía las medidas de seguridad establecidas para el control de la pandemia sanitaria, como la distancia física y el uso de mascarillas.

Los agentes desplazados, pertenecientes a la Brigada Especial, comprobaron que la información facilitada por los denunciantes se correspondía con la realidad, por lo que solicitaron a los presentes, en su mayoría de etnia gitana, que normalizaran la situación.

Ese requerimiento derivó inicialmente en insultos a los agentes y en una actitud agresiva que llevó a solicitar la identificación de algunos de los presentes. La acción policial derivó en una agresiva respuesta por parte de entre 12 y 14 personas.

Éstas agredieron de forma premeditada, inicialmente por la espalda, lo que hizo inútil los intentos de los policías por utilizar sus defensas reglamentarias.

Una vez en el suelo, los dos policías fueron reiteradamente pateados por la práctica totalidad de los participantes en el tumulto, que solo finalizó cuando uno de los policías estaba cerca de perder la consciencia.

Las llamadas de auxilio de los vecinos de la zona sirvieron para que finalmente se desplazaran al lugar otras patrullas de Policía Local y Nacional, que solo pudieron asistir a sus compañeros sin realizar detención alguna al abandonar los agresores la zona de inmediato.

Uno de los dos agentes agredidos perdió parte de su dentadura. Los dos fueron trasladados a un hospital, donde el médicos les dio de baja por lesiones en cabeza y cara.

La Policía Judicial ha abierto una investigación ante la gravedad de lo sucedido. Hasta el momento se ha logrado identificar a uno de los agresores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído