"DECÍAN QUE ESTABA BLANQUEANDO EL FASCISMO"

El Quilombo / Pablo Motos recuerda el precio que pagó por entrevistar a Abascal: «La gente de izquierdas me acosó de forma miserable y mezquina»

El locuaz Pablo Motos ha roto su silencio después tres años sin conceder entrevistas en el programa de Cristina Pardo en laSexta. Motos ha revelado detalles de la famosa entrevista con Santiago Abascal que levantó ampollas en la izquierda en octubre de 2019 en plena campaña de las elecciones generales del 10-N.

Hay que recordar que las turbas fanáticas de la izquierda asaltaron las redes sociales con el hashtag #BoicotElHormiguero porque eran perfectamente conscientes que la aparición de Abascal en un programa de máxima audiencia sería una chute de popularidad para VOX como al final acabó sucediendo. La presencia del líder de la formación de derechas en ‘El Hormiguero’ generó más de 106.000 tweets y disparó a VOX en las encuestas.

Tanto fue así que la izquierda culpó a Motos de haber metido «a 52 nazis en el Congreso». Fue carne de memes y le apodaron como «el normalizador del fascismo».

El programa logró esa noche un 23,5% de cuota de pantalla y 4.049.000 espectadores, lo que hizo que la emisión fuera lo más visto de la televisión aquel día a la vez que se posicionaba como el tercer programa más visto en la historia de ‘El Hormiguero’.

«¿Volverías a entrevistar al líder de VOX?», le preguntó Pardo a Motos. La pregunta no es inocente viniendo de una periodista que salió a cazar votantes de VOX en Marinaleda y que tuvo que pedir perdón por ello.

«Depende», afirmó Motos. «Santiago Abascal tiene todo el derecho a venir al programa porque tiene representación parlamentaria», explicó Motos, y recordó que la entrevista fue «desagradable y muy tensa» por todo el ruido mediático que generó.

«La gente de izquierdas me acosó de forma miserable y mezquina porque decían que estaba blanqueando el fascismo». Pero, tras la entrevista con Abascal la cosa cambió, y según detalla el presentador empezaron a amenazarle e insultarle «los de VOX porque decían que le había apretado demasiado y le había puesto contra las cuerdas».

«Cruzaba los pasos de cebra con miedo», confiesa Motos, que recuerda cómo una señora se le puso delante y le llamó «hijo de puta». Incluso, afirma que una vez estuvo «a punto de llegar a las manos con un señor en un restaurante».

Motos olvida que a diferencia de sus entrevistas de buen rollito con Iglesias y Errejón, en la de Abascal no sonrió en casi ningún momento. «Fue como si Abascal recibiera a Pablo Motos en el plató. El presentador estaba nervioso, estaba más tenso que el coreógrafo de Isa P.», escribió Hughes en ABC.

«La entrevista fue una sucesión de preguntas formuladas con cara de aprensión, como si las hiciera el detective de ‘Mindhunter'».

La izquierda todavía no le perdona a Motos que haya permitido a un político de derechas defender a Dios y al derecho a la vida en horario prime time, algo solo reservado en España a las cabezas ilustres de la izquierda.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 07 DE SEPTIEMBRE 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído