SIN NINGUNA JUSTIFICACIÓN MÁS ALLÁ DE QUE LO PERMITE LA LEY

El alcalde socialista de San Martín de la Vega (Madrid) se sube el sueldo dos veces en el último año y medio

El equipo de gobierno del municipio le cuesta más de 350.000 euros al año a sus vecinos, de los que 60.400 son solo para pagar al alcalde

El alcalde socialista de San Martín de la Vega (Madrid) se sube el sueldo dos veces en el último año y medio

La recesión económica no tiene ningún efecto en el equipo de gobierno de San Martín de la Vega, un municipio del sur de la Comunidad de Madrid con menos de 20.000 habitantes donde parece que la crisis no existe, al menos para su alcalde.
Este, el socialista Rafael Martínez Pérez, ha aumentado su sueldo dos veces en el último año y medio, un 15% de incremento. Sumando el sueldo neto y las cotizaciones pertinentes a la Seguridad Social, el alcalde de San Martín de la Vega cuesta a sus vecinos más de 60.400 euros al año.

Como dato de interés, la renta media de un vecino de San Martín de la Vega apenas supera los 20.000 euros anuales. No hemos podido comprobar si el alcalde genera más o menos riqueza que tres vecinos de su municipio.
En junio de 2019, el Ayuntamiento de San Martín de la Vega aprobó el régimen retributivo de los concejales del equipo de gobierno en un pleno extraordinario. Este punto concreto se incluyó en el orden del día por razones de urgencia y sin necesidad de un dictamen informativo.

En dicho pleno, se recordó por parte del Partido Popular que, cuando Rafael Martínez estaba en la oposición criticaba duramente el sueldo de los concejales populares, entonces gobernando el municipio.

Sin embargo, a la primera ocasión tras las elecciones de mayo del 19, el Grupo Municipal Socialista estaba usando su mayoría para subir el sueldo del alcalde del PSOE y su equipo de gobierno. Con esa subida injustificada, Rafael Martínez pasaba a cobrar más que ningún otro alcalde del municipio respecto al presupuesto gestionado.

Otro dato que hay que recordar es que el PSOE obtuvo mayoría absoluta en las municipales de mayo de 2019, con 12 de los 17 concejales posibles, con lo que el alcalde puede aprobar lo que quiera gracias a ese rodillo parlamentario que tanto denuncian los socialistas en otras poblaciones.

Además, en ese pleno también se incluyeron otros puntos por el procedimiento de urgencia, siendo uno de ellos la determinación de los puestos de trabajo de personal eventual, en el que se acordó la creación de un “Asesor de Presidencia y Transparencia”, un cargo de libre designación, con una retribución bruta anual cercana a los 27.000 euros. Dadas las funciones de ese asesor, en la práctica actúa como el concejal número 13 del Grupo Socialista a las órdenes directas del alcalde.

Por si esto no fuera suficiente, el pasado 17 de septiembre, se celebró un nuevo pleno extraordinario del ayuntamiento de San Martín de la Vega con un punto en el orden del día que, según el alcalde, no podía esperar hasta el pleno ordinario previsto para el día 30. ¿Qué era tan importante que no podía esperar dos semanas?

Nada menos que la aprobación del incremento retributivo para 2020 del personal funcionario y laboral del ayuntamiento. Pero camuflada junto a la subida de sueldo de los funcionarios se encontraba una nueva subida de sueldo para el alcalde, gracias a la cual pasa a cobrar 45.571,48 euros anuales en 14 pagas.

Para el Partido Popular de San Martín de la Vega, la actitud del alcalde es de «pura prepotencia», pues una cosa es incrementar el salario de los funcionarios municipales «y otra aprovecharlo para seguir subiéndose el sueldo». «Ya es la segunda vez que lo hace, y cuando se lo recriminamos responde con prepotencia que se lo permite la ley», aseguran los populares.

Esta prepotencia se traslada a otras actuaciones del alcalde. Precisamente en ese pleno extraordinario del día 17 se conoció la renuncia Jonatan Orozco, hasta entonces concejal de Deportes. Esta renuncia se produjo por discrepancias ideológicas de Jonatan con la política y gestión del área de Deportes dictada por el alcalde, que continuamente ponía trabas a las iniciativas desarrolladas por su concejal.

Por lo visto, a Rafael Martínez ni le gustan los deportes ni que alguien pueda hacerle sombra con iniciativas que puedan mejorar la vida de los vecinos de San Martín de la Vega. Lo que sí está claro que le gusta es subirse el sueldo, a pesar de la crisis económica y las necesidades que el COVID-19 impone en su pueblo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído