EN 'CUATRO AL DÍA'

El Quilombo / Revilla llama «verdadero sinvergüenza» al rey emérito mientras hace de lustrabotas de Sánchez

Hay una regla no escrita en las parrillas de las televisiones y es que cada vez que el Gobierno socialcomunista está en apuros, hay que romper el cristal y sacar algún escándalo del rey emérito.

Una vez que Iván Redondo toca el cornetín, las bienpagadas televisiones privadas cierran filas para machacar a Juan Carlos I con la inestimable ayuda de digitales como El Confidencial, donde escribe un tal Fernando Garea que llama ‘normalidad’ a que el Gobierno de España se apoye en los herederos de la ETA para sacar adelante los presupuestos.

«Juan Carlos I ocultó 7,9 millones de euros en Suiza hasta agosto de 2018», firmaba Chema Olmo. Una alegría para cadenas como Cuatro que llenan horas de programación con las golfadas del emérito para tapar las de Pedro Sánchez y su Gobierno.

Si esta cadena hubiera dedicado solo la mitad de horas que le dedicó a Juan Carlos a las mentiras y engaños de esta Gobierno que pacta con proetarras, chavistas y golpistas, con suerte ya habría caído algún ministro.

Pero es mucho más rentable meterse con la Casa Real, que sale gratis, y no ponerse a destapar escándalos que podrían perjudicar la cuenta de resultados de Mediaset, bastante maltrecha por culpa de la pandemia.

En el ‘pack’ del rey emérito viene también el dicharachero Miguel Ángel Revilla, otro campechano al que como todo populista le encanta dar lecciones.

Lo que nadie esperaba era que el locuaz Revilla entrara en ‘Cuatro al Día’ para insultar al rey emérito con el beneplácito del presentador Joaquín Prat.

“Se me revuelven las tripas al ver esto. Con lo que estamos viviendo en España y ver las tropelías del que hemos idolatrado, yo el primero, es algo terrible, es el peor ejemplo de corrupción porque es el que nos representa a todos”

Revilla fue levantando temperatura hasta que se le calentó la boca y soltó lo siguiente:

“Ha sido un verdadero sinvergüenza, esto no lo merecemos los españoles. Los que le defiende, yo llego a pensar que, en su lugar, harían lo mismo. ¡Que vuelva a este país a dar la cara y que devuelva todo lo que ha robado!”, dijo Revilla enfadado.

Es curioso que no veamos a Revilla tan enfadado cuando se trata de llevarle anchoas al Gobierno, algo en lo que el presidente de Cantabria demuestra un servilismo al mismo nivel que su demagogia.

Y todavía más sorprendente es que se permita dar lecciones democráticas cuando su comunidad está en toque de queda por el coronavirus. Coherente en un charlatán con pasado falangista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído