CONEXIÓN QUILOMBO

Anna Grau: «Hay un intento por convertir el panorama mediático español en un coto de caza al disidente»

La cacería política contra la libertad de prensa en Cataluña se intenta expandir al resto de España.

El lunes 23 de noviembre de 2020 Anna Grau fue invitada a participar en el programa ‘Quién educa a quién’, emitido en TVE y conducido por la periodista Mamen Asencio.

El objetivo era debatir los aspectos más controvertidos de la nueva ley de Educación (más conocida como ley Celaá), entre ellos la supresión del castellano como lengua vehicular. El programa, emitido en directo, consiguió reunir opiniones muy contrastadas y visualizar una rica diversidad de pareceres en torno a estos asuntos. Eso se puede comprobar visionando el vídeo completo en el siguiente enlace.

Inmediatamente después de la emisión Grau empezó a sufrir toda clase de ataques personales y descalificaciones en redes por defender el bilingüismo frente al modelo de inmersión monolingüe vigente en Cataluña y alertar de la fractura de la convivencia.

Inicialmente fue una cascada de insultos aparentemente espontáneos, amparados por la libertad de expresión a pesar de su carácter soez, vejatorio y machista. «El fanatismo siempre tiende a más, es como un niño malcriado», dice Grau en conversación con ‘El Quilombo’ de Periodista Digital.

Sin embargo, rápidamente tomó forma una estrategia organizada de señalamiento, con la participación de ‘conversos’ independentistas como Beatriz Talegón, excandidata de JuntsXCat a las elecciones europeas, o Albano Dante-Fachín o Jair Domínguez, estrella de TV3 en su día ya investigado judicialmente por disparar “simbólicamente” en un programa de TV contra dianas que tenían las caras, entre otros, del periodista Salvador Sostres, el rey Juan Carlos I o Carlos de Inglaterra.

Jair Domínguez acusó en Twitter a Grau de ir “borracha” al programa de TVE. «Perseguía descalificar mis opiniones en aquel debate en concreto, pero también poner en cuestión la probidad de mi entero desempeño profesional, lo cual podría ser constitutivo de delito», afirma la periodista.

«De todas mis intervenciones en el programa, la que más insultos ha provocado, con diferencia, fue mi recordatorio de la existencia de una entidad generosamente subvencionada por la Generalitat que se jacta de haberse dedicado a espiar si los niños hablan catalán o castellano en los patios de los colegios y a promover que se imponga el catalán como lengua única incluso para las actividades no lectivas. La noticia ni siquiera era nueva».

«Este caso demuestra la voluntad de imponer en toda España la misma estrategia de amedrentamiento, intimidación, descalificación y cacería política de cualquier voz disidente, con más saña cuánto más incapaz se sea de confrontar sus argumentos y razones».

Grau ha pedido el amparo de la APM, de la FAPE, y ayuda para hacer llegar su denuncia a las autoridades y a los órganos reguladores pertinentes, «en mi defensa y en defensa de todos los profesionales de la comunicación de este país, a los que animo a unirnos y trabajar juntos en defensa de la libertad de prensa, de la libertad de todos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído