Los 'enemigos' de Ayuso pasan de la crítica a la 'acción'

La Policía investiga una campaña de sabotajes y boicot contra el nuevo Hospital Isabel Zendal

Cables desenchufados, tuberías obstruidas, sistemas de ventilación desconectados, robos de piezas, inundaciones...

La Policía investiga una campaña de sabotajes y boicot contra el nuevo Hospital Isabel Zendal
Hospital Isabel Zendal. PD

Levanta la liebre Luis F. Durán en El Mundo este 2 de febrero de 2021: «las instalaciones del Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal están sufriendo desde hace al menos tres semanas sabotajes diarios en sus dos pabellones en los que se atiende a enfermos Covid».

Se trata de cables desenchufados, sistemas de ventilación desconectados, tuberías atrancadas, roturas en puertas, interruptores partidos y hasta algún cable cortado.

El objetivo es evidente: erosionar a la popular Isabel Díaz Ayuso, tratando de difundir la idea de que su impresionante obra sanitaria no funciona.

El tema es serio y tiene ya a la Policía investigando el asunto, analizando cámaras de seguridad y estudiando horarios, para atrapar a los facinerosos, cuya filiación política e ideológica parece evidente.

Durante la pandemia de coronavirus ha habido esperpénticos comportamientos de los partidarios del Gobierno PSOE-Podemos, pero ninguno tan rídiculo como esa desquiciada oposición a los hospitales públicos que no ha abierto ella.

Ha escocido en particular, hasta el punto de convertirse en obsesión política y mediática, la apertura del Hospital Zendal, que los socialcomunistas entienden que es un éxito que hay que negar como sea a la popular Ayuso y al Gobierno de la Comunidad  de Madrid.

A estas alturas de la película -son ya muchos los meses que llevaremos escuchando descalificaciones interesadas y echando por tierra la oportunidad del proyecto- resulta evidente que el hospital Isabel Zendal para atender a enfermos de pandemias – sea la del Coronavirus o de otras que puedan llegar, ha contribuido de forma decisiva  a evitar un previsible colapso de la infraestructura sanitaria de la Comunidad de Madrid.

Sólo con ese logro está más que justificada la iniciativa emprendida por Ayuso aún cuando destacados dirigentes de los partidos que integran la oposición al Ejecutivo, así como algunos sindicalistas, hayan pretendido tirar por tierra la consecución de esta realidad a la que muy pocos cuestionan.una vez que ha entrado en funcionamiento.

No cabe ninguna duda de que si el Hospital Isabel Zendal lo hubiese construido un gobierno autonómico del PSOE, fuese un proyecto lanzado desde Moncloa o incluso si fuese responsabilidad de los ejecutivos del País Vasco o Cataluña, la izquierda política y mediática española estaría partiéndose las manos a aplaudir, los telediarios contarían día tras día sus excelencias y los analistas nos explicarían en todas las tertulias las virtudes de «lo público», demostradas más allá de cualquier duda por el enorme éxito que supone levantar un hospital en cinco meses y dotarlo de las mejores instalaciones para hacer frente a una pandemia.

 

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído