PROGRAMA EN DIRECTO 20H

El Quilombo / El ‘raca-raca’ de la abuelita Rahola y los insultos racistas del estercolero de TVE

Una de las confirmaciones que ha dejado la noche electoral del 14-F es que Sánchez ha conseguido convertir TVE en un estercolero antisistema y perroflauta en el que anidan desde rotulistas del PSC a filósofos racistas capaces de sonrojar a la misma TV3. Porque aunque parezca increíble la televisión publica que nos cuesta 1.127 millones de euros, un 13% más que en 2020, un presupuesto con el que se podrían levantar hasta 10 Zendales, ha tomado como referencia una cadena que destila odio y racismo, y en la que es un milagro que sus presentadores y presentadoras no lleven camisa de fuerza.

La cuestión es que la Televisión Espantosa de Rosa María Mateo y Enric Hernández no deja de darnos alegrías. La semana pasada vimos cómo tuvieron por primera vez Mateo tuvo que pedir disculpas y tomar represalias por el bochornoso ataque a la Corona en La hora de La 1 que para referirse a que la princesa Leonor estudiará un bachillerato en Gales rotuló «Leonor se va de España, como su abuelo». Como ya les conté, la decisión de despedir al rotulista no fue un ataque de dignidad de Mateo sino la forma de levantar un cortafuegos y salvar el culo de Hernández, Lluís Guilera y Yolanda Mármol.

Resulta que el autor de semejante hazaña fue un tal Bernat Barrachina, que fue en su día responsable de comunicación del PSC en Badalona. Barrachina trabajaba para Tesseo, la productora que contribuye a ‘La Hora de La 1’ en la estrategia de Enric Hernández de crear productos informativos camuflados como “de actualidad” para no vulnerar el mandato marco de RTVE. Lo mismo ocurre con el programa de Jesús Cintora. De otra forma, tendrían que buscar la manera de hacerla con la mano de obra costosa y poco eficiente que conforman los 6500 trabajadores de TVE. Esa es la triste realidad de una cadena pública convertida en trompetería gubernamental: incapaz de hacer un programa de actualidad, la izquierda prefiere utilizar TVE para regar de dinero a las productoras de sus amigos.

No fue un accidente ni un despiste. La prueba es que Barrachina en lugar de pedir perdón se siguió partiendo la caja de su despido en Twitter.

En el debate de las elecciones del 14-F la TVE monclovita nos regaló otro momento memorable. Un tertuliano independentista se refirió a Ignacio Garriga como «un negro de ultraderecha». Y lo mejor es que a nadie se le movió una ceja de indignación. Bernat Dedéu considera que «es una desgracia como país» que «el primer diputado negro» del parlamento catalán sea «de ultraderecha». La declaración de Dedéu no recibió ningún tipo de corrección o reproche por parte de los presentadores, Xavier Fortes y Gemma Nierga, que simplemente dejaron fluir la tertulia como si nada hubiese ocurrido. Por dos razones: porque los insultos a VOX están perfectamente legitimidos. Y por en Madrid hay un complejo de inferioridad y de culpa ante todo lo que venga de Cataluña.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído