PROGRAMA EN DIRECTO / 20 H

El Quilombo / La bestia sin bozal que incendia las calles duerme en la Moncloa

¿Cuándo nos importa ella violencia en España? ¿Cuando hay que salir a condenarla? ¿Cuándo perjudica a Pedro Sánchez? ¿Cuándo haya que endosársela a Podemos?

¿Cuándo hay que endosársela a Trump como el asalto al Capitolio? ¿Y cuándo nos ponemos de perfil? ¿Cuando la provocan Biden y su tropa de virgenes suicidas?

Hoy los medios de comunicación señalan a los chavistas por no condenar el terrorismo callejero. ¡Qué vergüenza, la extrema izquierda aliada de Otegi y Junqueras no condena la violencia!

¡Con lo bien que la hemos tratado, con los esfuerzos que hemos hecho en civilizarla y siguen siendo tan cazurros como cuando estaban la Tuerka! Ese el motivo por el cual LaSexta Noche llevó a Errejon a su programa. El mensaje a transmitir era el siguiente: Pablete, tienes que dejar de tocas las narices… deberias ser como Íñigo al que hemos comprado más barato que unas chocolatinas…

La semana pasada ya denunciamos el rechazo que nos producía ver a las televisiones que alimentaron como pulgones a los podemitas fingiendo estar escandalizadas por incentivar la violencia.

Se ha dicho que Sánchez buscaba esto, que la calles saqueadas e incendiadas le viene bien para marcar distancia con Podemos, para presumir de estadista ante los desarrapados de Podemos.

No coincido con este análisis. Las imágenes de kale borroka en la milla de oro de Barcelona no puede beneficiar nunca a nadie y menos a un presidente de Gobierno. De cara a Europa, es una ruina para Sánchez que se vea a los MENAS squear las tiendas de lujo mientras los antisistema se pegan con los Mossos.

Y si Sánchez tardó en salir a dar una respuesta es por indefinición, incomodidad o falta de relato, porque mientras Calvo condenaba la actitud de Podemos (no les puede ni ver) Marisu se mostraba muy comprensiva con los chavistas. Sánchez está cómodo recordando a Casado su servidumbre con VOX, no corrigiendo a Iglesias.

El PSOE estaba en shock ante lo que consideraba una deslealtad más de Iglesias y su tropa. Después de haber afirmado que en España no había normalidad democrática, ahora pedía una buena dosis de kale borroka porque se siente abandonado, solo y sin tirón.

Iglesias sabe que Sánchez está ultimando un acuerdo con Casado para pactar el CGPJ dejando fuera a Podemos y si hay algo que no digiere es que le quiten protagonismo, se pone insoportable, como cuando salió en plena pandemia a decir que de las residencias se encargaba él en persona. Era un performance más para chupar cámara ante tanto Aló presidente.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído