ENVÍA A SUS MATONES COMO LOS MAFIOSOS DE CHICAGO

‘El Pirrakas’ pone el último clavo en el ataúd político del ‘capo’ comunista antes del 4M

Son tan previsibles que ya no engañan. Como buenos comunistas la farsa de las navajitas y las balas sirvieron para ocultar que Pablo Iglesias —¡comunismo, qué cojones!— enviaba a matones a sueldo a destrozarle la cabeza a los policias y militantes de VOX.

Como los mafiosos de Chicago, ‘El Pirrakas’ es uno de los nuestros.

También estuvieron en los salvajes disturbios de febrero de 2021 con la excusa de la liberación del proetarra Pablo Hasel en la que apalearon con una señal de tráfico a una agente antidisturbios en el suelo.

Pero el enfoque debería ser otro: la pregunta no es que nos hayan ocultado las detenciones porque de este Gobierno no se espera otra más que la ocultación y el engaño. La pregunta es: ¿qué hacían los matones a sueldo de Iglesias en Vallecas?

Aunque lo hubieran querido ocultar, ya sabíamos que Iñaki Jiménez, más conocido como el ‘Pirrakas’, había estado allí pero casi ningún medio de comunicación estuvo interesado en publicarlo.

‘El Español’ publicó el 7 de marzo de 2021 un perfil de ‘Pirrakas’ (en PD nos hicimos eco) que debería haber abierto los telediarios pero ya sabemos que Vicente Vallés está a otras cosas.

Entre su prontuario policial figura una detención en 2008 junto a otras tres personas por tentativa de homicidio. Propinaron una brutal paliza a un militante del partido de ultraderecha Alianza Nacional. Le quemaron la cara con bengalas. La víctima acabó en coma. En 2010 volvió a ser detenido por estos mismos hechos acontecidos dos años antes

‘El Pirrakas’ forma parte de la corte de criados que tienen los aristócratas comunistas de Galapagar. Las fotos con mirada vigilante de este escolta ‘bukanero’ de Pablo Iglesias aparecieron en Twitter. Miguel Frontera, el hombre al que Iglesias quiere empapelar por poner el himno de España delante de su casa, se enfrentó a él:

Yo le digo Monchito por aquel hombre que vive en Boadilla y tenía muñecos ventrílocuos. José Luis Moreno, ¿te acuerdas? Pues tenía uno que se llamaba Monchito y es lo que me parece a mí el Iñaki este. Un pelele, un muñeco. Varias veces lo hemos visto ahí, en plan guardaespaldas. Está todo grabado.

Si hubiéramos tirado del hilo del ‘Pirrakas’ hubiéramos llegado a su hermano, Daniel Jiménez, que es otro de los detenidos. El otro es Alberto Robles, que estaría contratado por Podemos en calidad de chófer.

Son habituales del gimnasio del Rayo Vallecano, donde muchos practican boxeo, y que es uno de los puntos de encuentro de los Bukaneros, el club de los hinchas del equipo madrileño clasificados dentro de la “ultraizquierda”.

Imposible no recordar en «La Motorizada», una organización juvenil compuesta por miembros de las Juventudes Socialistas madrileñas que, entre otras funciones, servía habitualmente de escolta a Indalecio Prieto. Varios de ellos salieron al igual que los matones de Iglesias de cacería comunsita.

«NO ES ERROR, ES ESTRATEGIA»

Estamos en presencia de algo gravísimo como es la nomalización de la violencia en política. La violencia contra la derecha vaya por delante, que está absolutamente legitimada porque eso es parte de la heorica lucha contra el fascismo que estos niñatos de papá ejecutan desde las azoteas de sus millonarios áticos frente al Retiro como la pistolera Mónica García: 180 metros cuadrados en la calle Ibiza.

Lo de enviar a sus matones a reventar la cabeza de sus adversarios a cascotazos está en su ADN y forma parte de ese Memoria Democrática que Carmen Calvo falsea y manipula; ya lo hacían hace cien años cuando los iban a buscar a sus casas con la Motorizada, les pegaban un tiro en la nuca y los dejaban en la calle tapado con diarios. Como hicieron con el candidato de Renovación Española José Calvo Sotelo.

Rosa Díez lo resumió en El Mundo: «Nuestro hecho diferencial es que en España el matonismo y la violencia contra la oposición está inducido, justificado e incluso organizado por los partidos que forman el Gobierno de España. Pedro Sánchez sabe que para liquidar el sistema del 78 necesita socios como Iglesias, Otegi o Junqueras; ahí estriba la gravedad de la situación por la que atraviesa nuestro país: que la complicidad del Gobierno no es error, es estrategia».

Los mismos que se pasearon por las televisiones a acusar a VOX de no condenar la violencia (‘Pablo, quédate’), los que se autodenominaron los demócratas ante el fascismo, aquel Ferreras diciendo que jamás se había vivido una clima de pre-guerra civil como este por culpa de la extrema derecha…. y nos ocultaban que habían enviado a sus escoltas a repartir leña contra la Policía y abrirle la cabeza a los militantes y dirigente de VOX al grito de ‘A por ellos como en Paracuellos’.

¿Veremos un especial de Jordi Évole entrevistando en un bar a los matones de Iglesias?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído