"Cuando te haces un adicto a la demagogia, lo normal es que la realidad te acabe pegando un meneo"

Eduardo Inda: «Cuando haces gilipolítica como Sánchez, Marruecos te monta una nueva ‘Marcha Verde'»

"Un Gobierno que se dice feminista puede acoger en España a un líder, el del Frente Polisario, que está acusado de una terrible violación sobre una chica saharaui de 18 años"

Eduardo Inda: "Cuando haces gilipolítica como Sánchez, Marruecos te monta una nueva 'Marcha Verde'"

Se puede decir más alto, pero no más claro: ‘son gilipollas’.

Nos referimos a los miembros del multitudianario Gobierno PSOE-Podemos.

Y es evidente, por mucho que intenten taparlo RTVE, LaSexta, El País, Cadena SER y los tertulianos de la ‘Brunete Pedrete‘, que la culpa de todo la tiene Pedro Sánchez.

La crisis diplomática con Marruecos ha estallado en la cara del socialista Sánchez en uno de sus peores momentos políticos.

Casi 10.000 inmigrantes han irrumpido en Ceuta de manera ilegal provocando un problema de seguridad de primer orden.

Traerse a España del líder del Frente Polisario Brahim Ghali, a instancias de la inepta ministra González Laya y con el permiso y la bendición de Sánchez, ha cabreado al reino alauí y dado la excusa perfecta al maniobrero Mohamed VI.

No es posible ocultar la absoluta incompetencia demostrada por los responsables de nuestra política exterior a la hora de gestionar una crisis, por otra parte, perfectamente previsible una vez que los servicios de Información de Rabat descubrieron que el siniestro Brahin Gali, había sido acogido en España bajo un nombre supuesto y a petición de Argelia.

Que, ahora, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, aduzca que estaba en contra de tal decisión añade gravedad al hecho, no sólo porque traslada la responsabilidad del fiasco a otro miembro del Gabinete, algo insólito, sino porque es una confesión paladina de la inacción y la falta de previsión gubernamental ante la eventualidad, nada remota, de que Marruecos tomara represalias.

Tal vez, la ministra González Laya carezca de experiencia directa en el trato con nuestro vecino del sur, pero, con toda seguridad, debe quedar alguien en el Ministerio que sepa lo que se juega Marruecos en el Sahara y aconseje la estrategia a seguir ante un problema que, por supuesto, no es nuevo y representa el principal motivo de fricción con Rabat.

Y Eduardo Inda da este 19 de mayo de 2021 la clave de la desastrosa política exterior del Gobierno socialcomunista:

«Cuando haces gilipolítica como Sánchez, y no ‘realpolitik’, Marruecos te la lía».

El funanbulismo de Sánchez, el sectarismo de su Gobierno y la falta de criterio en política internacional ha dejado a España al borde de la nada.

«En la vida política, cuando tiras permanentemente de demagogia, cuando te haces un adicto a la demagogia, lo normal es que la realidad te acabe pegando un meneo que te deje tieso para muchísimo tiempo».

Inda asegura que eso es exactamente justo lo que le está ocurriendo a Sánchez.

«Está demostrando que es el presidente más incapaz, más incompetente y, diciéndolo finamente, el menos listo de los que hemos tenido en los cuarenta y tantos años que hace ya desde que volvió la democracia a nuestro país».

Lo que está sucediendo en Ceuta y Melilla no es nuevo y era previsible.

«La crisis con Marruecos se veía venir por la gilipolítica de Pedro Sánchez. Esto de acoger al líder del Polisario, al tal Ghali, en España era, y todos los expertos en política exterior lo sabían, una auténtica afrenta a Marruecos que, nos guste o no, no es una hermanita de la caridad, es el reino que tenemos al sur de nuestro país y es, entre otras cosas, quien controla la inmigración ilegal que llega desde el África subsahariana».

«Que les tocas las narices, las pelotas, pues abren la manija y llenan Canarias, Ceuta, Melilla y el sur de España de inmigrantes ilegales. Que no les tocas las narices, pues cierran la manija y entran más bien poquitos inmigrantes ilegales».

«Queda claro que con la acogida al líder del Frente Polisario, lo que hemos conseguido, gracias a Pedro Sánchez, es que haya sobre Ceuta lo que hubo hace 75, 76 años sobre el Sáhara, una nueva Marcha Verde. Esto es una mini Marcha Verde, pero me temo que con la imbecilidad que está caracterizando a nuestro Gobierno esto, desgraciadamente, vaya a más».

Inda recuerda el origen de la crisis diplomática y se pregunta retóricamente:

«Cómo un Gobierno que se dice feminista puede acoger en España a un líder, el del Frente Polisario, que está acusado de una terrible violación sobre una chica saharaui de 18 años. Que alguien me lo explique».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído