OKDIARIO

Carlos Dávila: «Colón bis ¿por qué sí?»

Clausurar la época más villana de nuestra Historia, los tres años de Gobierno de este psicópata narcisista

Carlos Dávila: "Colón bis ¿por qué sí?"

La izquierda rabiosa de La Moncloa (Lastra, Simancas y demás pitufos políticos) y la leninista del fugado productor Iglesias, ya han comenzado a descalificar la manifestación del día 13 presentándola como una repetición de la tan famosa ‘Foto de Colón’ en la que un día aparecieron Casado, Abascal y el apartado del juego, Rivera. Aquella instantánea sirvió para que el equipo del fracasado Redondo compusiese una campaña destinada a homologar a los tres fotografiados en un solo título: “La ultraderecha unida”.

Y es cierto: en aquella ocasión Redondo y sus acólitos tuvieron éxito: Ciudadanos se despeñó rápidamente al grito de: “Nosotros no somos eso”, el PP, más cuitado, pero tontamente con cargo de conciencia, convino en que la compañía de Vox no le beneficiaba en absoluto, y Vox se quiso apropiar, como hace siempre, de la convocatoria.

Redondo consiguió que sus terminales mediáticas repartieran su abyecto mensaje y durante mucho tiempo, justo hasta ahora mismo, las tres partes de la repetida foto han abjurado de la misma . El PP, porque ha querido marcar distancias con sus “hermanos separados de Vox”, lo cual se constató muy ciertamente en la moción de censura contra Sánchez, Ciudadanos porque se ha hartado de pedir perdón y cobijo al Gobierno de ultraizquierda, y Vox porque, en lo que estaba, y en lo que está, es en quitar al PP para ponerme yo, lo cual hasta ahora no le ha producido ni siquiera un magro resultado. Madrid es la prueba.

Ahora, con ocasión de la ‘Mani’ del 13, todos han tomado sus precauciones y han dejado que sean “otros y no nosotros” los convocantes de la la concentración. Ya se sabe que a la miserable propaganda de Sánchez le da igual ocho mentiras que ochenta embustes, y por eso no ha reparado en gastos y ya está repitiendo la consigna recurrente que no es otra que ésta: “La Manifestación del 13 es la nueva foto de Colón”.

Sorprendentemente para los gestores de este mensaje su imputación les ha traído por una higa a los protagonistas de aquella fotografía, y más aún a los auténticos convocantes de ésta que se aproxima. Y es que cuesta trabajo ímprobo que alguien se crea que Fernando Savater es un facha (por seguir con las repulsivas acusaciones de los monclovitas), que Rosa Díez sea una compañera de viaje de Abascal, o que toda la ‘Unión 78’ sea algo más que una legítima alternativa social creada para despojar del poder al sectarismo más infame del país.

Por eso, afortunadamente, los esfuerzos de Sánchez, su monaguillo de tercera, Redondo, y los pobres Lastra y Simancas, no están teniendo éxito alguno. Y esto, de entrada, por un solo motivo: porque las gentes que presuntamente van a acudir a Colón el día 13 tienen, de entrada, sólo un propósito claro: terminar cuanto antes con la dictadura liberticida de Sánchez, un  tipo empeñado en dejar a España en las raspas y en concordar su objetivo con lo peor de cada casa. Porque, vamos a ver, seamos serios: ¿a qué militante del PP le puede importar dejarse acompañar para la ocasión con sus cercanos de Vox, cuando Sánchez sigue en el poder gracias a la más repugnante representación de los sediciosos, de los independentistas, de los leninistas y de los filoterroristas? ¿A quién?

¿Qué jerarquía tiene la Moncloa para ver la paja en el ojo ajeno (la comparecencia de Abascal) cuando tiene en el suyo la viga de sujetos como Otegui o Junqueras?. “Vamos, anda”, que diría un castizo.

Aquella inicial “Foto de Colón”, el embrión de este masivo día 13, demostró que todo lo que no es comunismo turiferario y progresismo barrenero se podía unir episódicamente para protestar contra todo lo que ya Sánchez empezaba a perpetrar, ahora el ‘Colón bins’ puede conectar en una sola protesta a todos los que piensan y creen que un minuto más de Sánchez en La Moncloa puede terminar con siglos de la España unida.

Esta vez no se constata desde ninguno de los partidos que ya han anunciado su presencia (sin decisión orgánica alguna) temor alguno a ser acusados de prestarse a ser muletas de Abascal y colaboradores. Esta es una monserga que vende menos que un frigo en Groenlandia.

Aquí de lo que se trata es de salir a la calle para denunciar la operación de alunizaje canalla que Sánchez ha emprendido contra nuestra Patria, una denominación, por cierto, que ya empieza a rescatarse, sin complejos, en todo el país.

La convocatoria se basa en eso y en eso están desde los convocantes huidos de una izquierda que Sánchez se ha encargado de triturar, hasta las organizaciones políticas que deben asumir el protagonismo de una próxima victoria en las urnas.

De aquí este título: ‘Colón bis ¿por qué sí?’. Porque es imprescindible que, tras el infame secuestro a que nos ha tenido sometidos este truhan de La Moncloa, la gente, ya muy liberada del miedo que se expandió durante la pandemia en sus diferentes oleadas, se manifieste, con todas las cautelas necesarias, para iniciar el proceso de expulsión de la vida nacional del peor dirigente que haya tenido nuestra Nación desde los tiempos del felón Fernando VII.

‘Colón I’ fue una oportunidad desaprovechada, ‘Colón bis ¿por qué sí?’ es la decantación de un síndrome de victoria destinado a clausurar la época más villana de nuestra Historia, los tres años de Gobierno de este psicópata narcisista (aportación decidida de los psiquiatras) que está vendiendo por trozos la Nación más antigua de toda Europa.

Carlos Dávila

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído