"Los dueños de LaSexta intentaban silenciarnos a golpe de millones y han perdido el juicio"

«Atresmedia nos quería cerrar y les hemos derrotado en los juzgados»

Hemos derrotado a Atresmedia.

Los engreídos propietarios de LaSexta, Antena 3 Onda Cero pretendían silenciarnos a golpe de millones y les hemos ganado el juicio.

El pasado 13 de julio de 2021, en los juzgados de Alcobendas, comenzó nuestra batalla legal contra el gigantesco grupo de comunicación, que nos demanda la friolera de 100.000 euros, alegando que las noticias de Periodista Digital sobre algunos de sus directivos, estrellas, programas y modo de informar, erosionan su imagen.

Pues apenas una semana después, con precisión de metrónomo y una eficacia notable, la Magistrada-Juez del Juzgado de Primera Instancia número 2 ha dictado sentencia y no puede ser más clara.

La juez Alazne Basánez Gutiérrez no solo rechaza en su auto la desorbitada indemnización que pedía Atresmedia, sino que condena al Grupo a pagar las costas del juicio.

Unas costas que para el todopoderoso conglomerado son calderilla, y que no evitarán que vuelvan a la carga con sus burofaxes y demandas… pero no dejaremos de luchar.

Al menos de momento, David -representado legalmente por el abogado Alvaro Rojo Quintana– vence a Goliat y todo su entramado jurídico y económico.

ATRESMEDIA, dueña de Antena 3LaSexta y Onda Cero, puede recurrir en apelación ante la Audiencia Provincial, donde estamos seguros de que volverá a imponerse el sentido común, el derecho a la libertad de expresión y la justicia.

Cuesta imaginar en el mundo de la comunicación algo más descomunal que Atresmedia, que, en su propia página web corporativa, bajo el epígrafe ‘Quiénes somos’, afirma ser: “el Grupo líder de Comunicación en España y la única compañía audiovisual con posiciones clave en todos los sectores en los que opera y que, a través de Planeta, hasta controla el diario La Razón.

Pues este colosal grupo, con una plantilla de 2.500 empleados, ingresos de más de 1.000 millones de euros al año y cuyo equipo directivo, con bonus millonario, es cinco veces más numeroso que la plantilla de Periodista Digital, nos demandó y exigía 100.000 euros ‘como indemnización por daños, incluidos los daños de imagen reputacional’, que les ocasionan nuestras informaciones.

Cierto que Periodista Digital es el único medio español que osa criticar el quehacer profesional de los FerrerasWyoming, Évole y compañía o que entra a fondo en la labor periodística de LaSextaAntena 3 u Onda Cero, pero es nuestra obligación como periodistas hacerlo.

Este monstruoso conglomerado alega que algunos artículos de Periodista Digital, un diario online enfocado esencialmente al análisis, valoración y entretelas de los medios de comunicación y sus protagonistas, donde se ha criticado la manipulación de encuestas y la difusión de información sesgada, han puesto en evidencia la voluntad del Gobierno socialcomunista de comprar a grupos mediáticos con ayudas multimillonarias y han puesto el foco sobre la ambición de opulentos directivos en una época en que España era duramente azotada por la pandemia de coronavirus.

DAVID CONTRA GOLIAT

Hay una frase que siempre me ha llegado al fondo.

No es de Napoleón Bonaparte, Einstein o Woody Allen, sino del Evangelio de San Mateo:

«La grandeza de un hombre se mide por la talla de sus enemigos».

Pues si a Periodista Digital, además de por el tamaño de nuestros enemigos, nos miden por la catadura de estos, seguro que aparecemos en lo más alto del ranking, porque desde nuestro nacimiento como diario online, hace ya más de dos décadas, hemos tenido reiteradamente rivales de la peor ralea.

Hace poco más de un año, exactamente el 16 de abril de 2020, Pablo Iglesias nos mandó a la redacción un burofax, firmado de puño y letra y dirigido al «director/a de Periodista Digital», conminándonos a rectificar informaciones sobre él y su cónyuge ministra, algo que no hicimos.

Tres semanas había sido el turno de la jefa de Gabinete de la entonces vicepresidenta Carmen Calvo, aunque en está ocasión vía telefónica, para exigirme, esgrimiendo reiteradamente la amenaza de tirar de los ‘abogados del Estado’, que borrásemos una exclusiva sobre la estancia de la socialista en una habitación de lujo de la Clínica Ruber.

Pasamos olímpicamente, aunque soy consciente de que son los juzgados y las demandas judiciales uno de los terrenos en que operan con más eficacia los censores.

El simple hecho de recibir un burofax amenazador puede ser paralizante, para una empresa periodística como la nuestra y no sólo por la posibilidad de terminar siendo condenado a una multa descomunal en los tribunales.

Aunque al final ganes y el juez acabe dándote la razón, meterse en los gastos que conlleva contratar abogado, designar procurador, desplazarse y perder incontables horas en despachos, obliga de salida a desviar recursos que deberían ir destinados a la información.

El miedo a la demanda te limita y empuja a ser ‘precavido ‘, que en esta ocasión es un eufemismo de ‘acobardarse ‘.

Periodista Digital es independiente de verdad, lo que significa que establecemos nuestra propia agenda.

Nuestro lema, si tuviéramos uno, es llevar algo de alivio al débil y cierta intranquilidad al poderoso, esté metido en La Moncloa, el Ibex 35 o el Vaticano.

Nuestro periodismo no tiene sesgos comerciales y no está influenciado por propietarios multimillonarios, gobiernos, políticos o anunciantes caprichosos.

Nadie edita nuestro editor. Nadie dirige nuestra opinión.

Somos libres, nadie nos condiciona y siempre hemos optado por dar la batalla, asumiendo a menudo considerables riesgos.

En 2014, Gonzalo Boye interpuso una querella contra mí y contra Periodista Digital, reclamando 300.000 euros porque, según el actual abogado del prófugo Puigdemont y del narco Sito Miñanco, se le había calificado de «terrorista«.

Sería una temeridad no temer a alguien condenado por la Audiencia Nacional a 14 años de prisión por colaborar con ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla y cobrar por ello, pero no nos da el menor miedo el tal Boye, quién por cierto anda ahora imputado por presunto blanqueo del narcotráfico, y ha vuelto a la carga contra Periodista Digital.

Hemos salido indemnes de todas las embestidas, incluida de momento la que protagoniza Atresmedia, y estoy seguro que también sobreviviremos a todo lo que venga.

Nos jugamos mucho como periodistas y no damos a dar un paso atrás ni para tomar impulso.

Y estamos seguros de que prevalecerán el derecho a informar, la opinión fundada y la libertad de expresión, sobre los afanes censores de los poderosos multimillonarios de la comunicación, los políticos sin escrúpulos, los arribistas y los censores

ALFONSO ROJO

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído