AVALADO POR SU CAPACIDAD EN LA GESTIÓN, DEJÓ MÁS SOMBRAS QUE LUCES TRAS SU PASO POR RTVE

Ayuso acaba con el ‘reinado del terror’ de José Pablo López y pone a José Antonio Sánchez al frente de Telemadrid

Sánchez es un viejo conocido de la televisión autonómica, ya que también fue director general de la radiotelevisión pública madrileña entre 2011 y 2014, durante el mandato de Esperanza Aguirre al frente del Gobierno regional.  

Ayuso acaba con el 'reinado del terror' de José Pablo López y pone a José Antonio Sánchez al frente de Telemadrid
José Antonio Sánchez.

José Antonio Sánchez, ex presidente de RTVE durante la época de Mariano Rajoy en La Moncloa, será el sustituto de José Pablo López al frente de Telemadrid.

El nombramiento se producirá este miércoles 14 de julio de 2021 en la reunión semanal del Ejecutivo madrileño. Sánchez es un viejo conocido de la televisión autonómica, ya que también fue director general de la radiotelevisión pública madrileña entre 2011 y 2014, durante el mandato de Esperanza Aguirre al frente del Gobierno regional.

Adiós de José Pablo López

Desde hacía tiempo, Ayuso y López mantenían una relación tirante. El hasta entonces ‘jefe’ de Telemadrid se sabía blindado gracias al acuerdo de la entonces presidenta, Cristina Cifuentes, con Ciudadanos, que le aseguraba en su puesto hasta 2023.

Todo cambió tras la contundente victoria electoral de Ayuso el 4-M. La flamante presidenta ‘popular’ ha agilizado el proceso de renovación de la cúpula de Telemadrid y ha sido la primera medida que ha tomado su gobierno y la primera ley que ha sido aprobada por la Asamblea regional.

El Grupo Popular pudo hacer valer su mayoría de 65 diputados, frente a los 58 parlamentarios que suman Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos. La abstención de los 13 representantes de Vox fueron suficientes.

La nueva ley pivota sobre dos puntos esenciales: se recorta el mandato del director general, de seis a cuatro años, lo que supone que López tenía su mandato agotado al haber sido elegido en 2017. El trámite para buscar sustituto es el nombramiento de un administrador provisional y con un mandato indefinido, y que empieza a ejercer el mismo día de su nombramiento. Posteriormente será ratificado por la Asamblea por una mayoría de dos tercios, en primera votación, y mayoría absoluta, en segunda.

La segunda reforma afecta al nombramiento de los nueve miembros del Consejo de Administración. Hasta la fecha, todos son elegidos por la Cámara regional, cuatro a propuesta de los grupos políticos y cinco de asociaciones profesionales. Con el cambio, los nueve miembros serán designados por los partidos políticos y votados en la Asamblea. Este órgano se renovará en 2023.

La izquierda y sus altavoces mediáticos ya esperan con las uñas afiladas a Sánchez, que debería aprender de los errores del pasado para no volverlos a cometer en esta nueva etapa profesional.

El paso de Sánchez por RTVE

Sánchez llega avalado por su experiencia en la gestión y posiblemente, con la intención de hacer malabarismos con la austeridad por bandera. Díaz Ayuso tiene claro que Telemadrid no puede ser un pozo sin fondo de dinero público, y menos en plena crisis post-Covid. «Un servicio público sin público no es un servicio, sino un negocio de cuatro», decía la ‘popular’ recientemente.

Sin embargo, en su debe tras su paso por RTVE también está una errática política comunicativa que, pese a ocupar él y los suyos los puestos de dirección, demostró la inoperancia del PP en materia de comunicación cuando controla las televisiones públicas.

Ni él ni su entonces director de informativos, el inoperante Álvarez Gundín, consiguieron meter en vereda ni al beligerante Consejo de Informativos ni a los de los ‘viernes negros‘, jaleados por los sindicatos de izquierda, y que desde el primer momento les mostraron sus ganas de enfrentamiento directo por la ‘manipulación’ y el ‘sesgo’ que, sin embargo, parecen no haber existido en la etapa de Rosa María Mateo, ya con Pedro Sánchez como jefe del Ejecutivo.

La incapacidad y la falta de maestría de Sánchez y Gundín es de las que pasarán a la posteridad como ejemplo de lo que no se debe de hacer en una televisión que, guste o no, controlas.

Porque, dejando hipocresías a un margen, el ente público, por mucho que se hable de pluralidad y demás zarandajas, acaba sirviendo a los intereses del partido que gobierna. Pero el PP es experto en dejar la comunicación en manos enemigas y el resultado acaba siendo demoledor.

Fue confirmarse la victoria de Sánchez en la moción de censura para que corriera el cava por RTVE. Por lo demás, quedó demostrado lo poco que tardan en esconder los miembros del Consejo de Informativos las banderas de la ecuanimidad, equilibrio y pluralidad. Xabier Fortes, miembro de ese sectario club, siempre tan beligerante contra el PP, anunciaba en Twitter el final de las concentraciones y de los llamados ‘viernes negros’. Al poco, fue nombrado presentador de ‘Los Desayunos’.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Lo más leído