LA SEGUNDA DOSIS

Hugo Pereira: “La desvergüenza del Gobierno Sánchez es tan grande como la factura de la luz”

Hoy hablamos de récords, pero no deportivos, sino de esos que logran los políticos ineptos y que dan vergüenza ajena.

Por cuarto día consecutivo, el socialista Pedro Sánchez y sus compinches han conseguido la proeza de poner la electricidad en el precio más alto de la Historia.

El Presidente del ‘Des-Gobierno’ de España, que arremetió contra Rajoy en 2018 porque el recibo de la luz había subido un 4%, ha conseguido triplicar el recibo a todos los españoles.

¿Es este realmente el Gobierno de la gente del común como se hartan de decir? ¿Es este el Gobierno que se ha erigido como representante y defensor de los obreros, de los más desfavorecidos?

Hay pruebas y evidencias de sobra para realmente catalogar a este Gobierno de mentiroso, inepto, manipulador, liberticida y convertido en una fábrica de colocación a dedo de asesores, altos cargos y funcionarios cuyos salarios desorbitados, por cierto, pagamos entre todos nosotros vía impuestos.

No nos podemos olvidar tampoco de la última tontería y vergüenza de sus socios de Podemos, que han llevado a La Unión Europea la propuesta de que se prohíba utilizar aire acondicionado justo en el momento en que se abate sobre España una ola de calor de proporciones saharianas.

¿Que el Presidente va a Estados Unidos y no lo recibe ni el bedel de la Casa Blanca y lo entrevistan en una de las televisiones menos vistas y más sectarias? Da igual, el titular es que tenemos un ‘Hot President’, un guapísimo Sánchez.

¿Que el Gobierno sube todos los impuestos y convierte la factura de la luz en una máquina de extraer dinero de los contribuyentes haciendo que se encarezca el precio de la luz hasta máximos históricos?

Da igual, el titular es que los malditos empresarios suben el precio de la luz mientras ‘Santa Teresa de Sánchez’ quiere bajarlo. No tienen nada por lo que sacar pecho y destacar. Solo titulares bonitos que tras de sí esconden la peor gestión política, social, territorial y económica. Qué vergüenza.

Ayer hablamos largo y tendido de la soviética Ley de Educación que impulsa el Gobierno Sánchez, pero se nos quedaron en el tintero algunos detalles ‘escabrosos’.

En el nuevo currículo faltan los números romanos, la regla de tres o el dictado, pero intentan enseñarles ‘sexualidad’ a lo críos de seis años.

La coalición del PSOE con la extrema izquierda, los proetarras de Bildu, los golpistas catalanes y otros zarrapastrosos periféricos, intenta imponer a la sociedad española un modelo unívoco de persona, adaptado a su código más puro de tópicos y prejuicios. Si les salen bien las cosas, lo que no sea obligatorio, estará prohibido.

El sueño de Sánchez y sus socios es construir una sociedad de borregos y serviles lamebotas que sólo sirvan para pagar impuestos. Lo más aterrador del programa educativo del Gobierno es que «despoja a los padres de la capacidad de ser los primeros responsables de la educación de sus hijos, un derecho que le confiere la propia Constitución española.

Si dejamos que lo consigan, es que no tenemos ni dignidad ni vergüenza.

HUGO PEREIRA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído