LA SEGUNDA DOSIS

Tremendo zasca de Macarena Olona: «ETA no habría sido nada sin la complicidad del PNV»

Que los asesinos de ETA han sido históricamente un instrumento político para el PNV y que buena parte de la sociedad vasca está moralmente enferma son dolorosas verdades, pero nunca se había oído de forma tan clara en el Congreso de los Diputados hasta el 24 de marzo de 2021, cuando Macarena Olona, portavoz de VOX, subió al estrado indignada por una miserable propuesta de los nacionalistas apoyada por Podemos.

Macarena Olona denunció la “complicidad” del nacionalismo vasco con ETA, lo que dejó atónito al portavoz del PNV, Aitor Esteban que gesticulaba en su escaño, musitando incoherente que aquello era una “ensalada de mentiras”.

La diputada de VOX, implacable y tildó la moción del PNV de “grave insulto” y “descrédito” a la justicia española, a la Guardia Civil y a la lucha contra el terrorismo.

“Hoy nos va a escuchar”.

Olona repasó la hemeroteca del terror, la de los “factores” que han “debilitado” esa lucha antiterrorista.

“El PNV ha sido el gran hándicap desde el nacimiento de la banda” desde el punto de vista político y estratégico. Primero, “alimentando la idea de una ETA buena”, la que luchaba contra Franco, a la que denominaban como “una agrupación de jóvenes que veían con paternal comprensión” y les reprochó que “mienten a sabiendas, ocultando así sus tempranos entusiasmos por el crimen político”.

Reprochó la “tolerancia moral de la comunidad nacionalista vasca” hacia ETA, ha sido directamente proporcional “a la intolerancia mostrada con la Guardia Civil sobre quien el PNV ha volcado su rencor histórico, su odio, porque son el mudo y permanente recordatorio de la unidad de España en el País Vasco”.

Para ilustrar la posición del apoyo del PNV a esa “ETA buena, que inventaron”, destacó la portada del número 25 de la publicación Sabindarrak de marzo 1972 donde se habla de la Guardia Civil como “asesina, canallas”.

“Ha llegado la hora de los explosivos” y aseguraba que “hay que matar a los guardianes del Estado”.

Olona destacó que, durante los últimos 50 años, el PNV se ha mostrado en contra de la política penitenciaria de dispersión, a la deportación de terroristas, a la ilegalización de partidos, a detención de la Mesa de Batasuna, a la clausura del diario Egin, al sumario 18/98 y el PNV ha negociado acuerdos con ETA como el acuerdo de Lizarra en 1998.

Subrayó la batalla del relato, esa que intenta ganar EH Bildu para evitar que “cuando miremos a la diputada Mertxe Aizpurúa no veamos en ella el rostro de la muerte”.

Finalizó su discurso alzando la voz y subrayando:

“Hoy Vox dice alto y claro que ETA no habría sido nada sin la complicidad del Partido Nacionalista Vasco”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído