"Llevo unas horas sin vivir en mí porque sor Lucía Caram, la célebre monja indepe, me ha puesto a parir"

Inda replica a los insultos de sor Lucía Caram: «Ya no sé si es la monja cencerro o satánica»

"Ahora resulta que su abogada defensora, sor Lucía Caram, la que dijo que Junqueras o Puigdemont eran poco menos que Jesucristo, dice que yo soy la encarnación de la calumnia y de la infamia"

Inda replica a los insultos de sor Lucía Caram: "Ya no sé si es la monja cencerro o satánica"
Eduardo Inda y Lucía Caram.

Crucificada a base de bien con el repaso que le ha pegado Eduardo Inda.

Sor Lucía Caram quiso estrenarse, cual imberbe adolescente, en la red social TikTok a base de insultar al director de Okdiario y el meneo que se ha llevado a cambio ha sido sublime.

A la separatista religiosa no le gustó nada que el periodista pusiera en tela de juicio al Papa Francisco y se lanzó este ‘speech’ contra el director de Okdiario:

El personaje se llama Eduardo Inda, ya nos tiene acostumbradas a sus bravuconadas y a tener la boca caliente criticando lo que no tiene que criticar buscando titulares.

Le faltó el respeto al Papa Francisco y dijo que es el Diablo en la Tierra, y no sé qué sabe él de Diablo, ni de cielo ni de Tierra.

Para mí él sigue siendo la encarnación del mal, de la mentira, de la difamación y de la calumnia. Y los aplaudidores del plató, junto con Ana Rosa, se reían faltándonos el respeto a los que creemos en el único líder moral que tenemos en este momento, Francisco.

¡No tenéis vergüenza! No merecéis nuestro respeto, en todo caso, nuestro desprecio, pero como pedir perdón no os va a vosotros, no os voy a pedir perdón, simplemente voy a decir que sois unos impresentables.

Eduardo Inda no ha tardado ni 24 horas en responder a Caram y ha sido implacable en su respuesta:

Lo del perdón no va con Lucía Caram, que ya no sé si es la monja cencerro o la monja satánica.

Comenta con mucha guasa que:

Llevo unas horas sin vivir en mí porque sor Lucía Caram, la célebre monja indepe, me ha puesto a parir, me ha puesto a caer de un burro, y todo ello porque osé criticar la semana pasada al Papa Francisco, a su compatriota Bergoglio. Dije que era un Papa comunista, que lo es, y dije que era el representante del diablo en la tierra porque muchas de sus afirmaciones son más propias de una persona más cercana al mal que al bien.

Explica el periodista navarro que:

Yo dije y he explicado que este Papa fue acusado con pruebas por parte de prestigiosos periodistas de investigación argentinos de haber delatado a compañeros suyos jesuitas durante las terroríficas juntas militares que hubo en Argentina de 1976 a 1983. También he criticado que el Papa relativizara la terrible matanza yihadista en la sede de la revista francesa Charlie Hebdo.

Justifica sus críticas al actual Papa:

Le he censurado asimismo por ser melifluo con los dictadores de izquierdas en Sudamérica, como el narcoterrorista y asesino Nicolás Maduro o el sanguinario Ortega, por no hablar de los Castro o sus alabanzas a ese autócrata que es López Obrador.

Le exige a Caram que no se invente lo que él no ha dicho sobre el Papa, que nunca se refirió a él como «terrorista»:

Ahora resulta que su abogada defensora, sor Lucía Caram, la que dijo que Junqueras o Puigdemont eran poco menos que Jesucristo, dice que yo soy la encarnación de la calumnia y de la infamia y que llamé terrorista al Papa Francisco. Miente. Yo nunca he llamado terrorista al Papa. Dije que era comunista, porque es un comunista, y que era la representación del diablo en la tierra, y me ratifico.

Y remacha con más dosis de fina ironía:

Yo te pediría que practiques la religión de Jesucristo, y los preceptos y mandamientos de la Ley de Dios.

La monja separatista Sor Lucía Caram llama "basura" y "manipuladores" al diario digital 'Crónica Global'

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído