LA SEGUNDA DOSIS

Alfonso Rojo: “Al socialista Sánchez se le acaban los telediarios”

El electorado da la espalda a la gestión de Sánchez. Si hoy se celebrasen elecciones generales en España, según los últimos sondeos, el PP se haría con La Moncloa y podría gobernar con el respaldo de VOX

Pedro Sánchez tiene plomo en las alas. Y, como no podía ser de otra manera, ese conglomerado que forman el PSOE, Podemos y sus compinches sigue en caída libre, bajo la presión de la subida de la luz, la inflación y sus constantes pifias.

Y esto en vísperas de unas Navidades que estarán marcadas por la escasez, la subida de precios y la amenaza de una crisis económica que pone los pelos de punta.

El electorado da la espalda a la gestión de Sánchez. Si hoy se celebrasen elecciones generales en España, según los últimos sondeos, el PP se haría con La Moncloa y podría gobernar con el respaldo de VOX.

Siguen haciendo el canelo los populares, peleando por el control del partido en Madrid, pero la bronca entre Pablo Casado e Isabel Ayuso no les pasa todavía una factura excesiva.

Hay eso sí, cierto trasvase de votos hacia VOX, que se mantiene por encima de los 50 escaños, la cifra mágica que permite al partido de Santiago Abascal plantear recursos ante el Tribunal Constitucional, sin depender de nadie.

En la izquierda y la ultraizquierda también hay un pequeño baile de votos, en el que Podemos recupera dos escaños, que son, exactamente, los que pierde el PSOE.

Los de Sánchez, por primera vez en todos sondeos, no llegan ni a los 100 diputados.

La comunista Yolanda Díaz da la impresión de que tiene más de alboroto que de sustancia. De hecho, que su plan de reeditar la ‘Operación carmena’ a escala nacional, prescindiendo de siglas quemadas para montar un frente con todos los zarrapastrosos de izquierdas, está todavía en pañales.

Por lo que respecta a Ciudadanos, certificar que está al borde del abismo. Según las encuestas, sus votantes se han ido en masa al PP y con suerte sacará un escaño, si no se disuelve antes.

Da la impresión de que la economía va a ser un factor decisivo en próximos comicios y que no jugará a favor de Sánchez.

La gran esperanza del líder del PSOE, para seguir okupando La Moncloa, eran los fondos europeos, pero tal como se está perfilando el panorama, ni eso le va a funcionar.

A Sánchez le huele el culo a pólvora.

A ver si nos convocan pronto a las urnas y lo echamos de una vez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído