Alfonso Rojo: “Sánchez allana el terreno a los violentos pensando ya en la oposición”

A este paso y con esta gente, dentro de nada, tendremos a las cobayas dirigiendo el laboratorio

Viendo el despropósito, la insensatez y la locura que es la ley de Seguridad Ciudadana, que alistan al alimón los zarrapastrosos de Podemos, los sectarios del PSOE y sus compinches periféricos, hay columnistas convencidos de que el socialista Sánchez ya ha empezado a asumir que no ganará las próximas elecciones generales.

Que ni él se cree las encuestas que le fabrica a medida Tezanos.

Y que la coalición de gobierno, asumiendo que tiene muchas papeletas para irse a la oposición, ha decidido allanar el terreno a sus piquetes, manifestantes y alborotadores, para cuando llegue el momento de incendiarle las calles a quien ocupe La Moncloa.

Yo no estoy totalmente seguro que ese sea el principal motivo por el que socialistas y podemitas diseñan un texto legal, que deja inerme a la Policía y favorece sin rubor a los violentos.

Creo que les sale de dentro, como ir contra España y su Historia, abominar de la bandera nacional y preferir siempre abrazarse a los verdugos que a las víctimas.

Va en su naturaleza, pero llama la atención de que se sumen gustosos a la horda iconoclasta personajes como Fernando Grande-Marlaska.

Pocos ministros de Sánchez nos han salido tan ranas como Marlaska, pero no se puede olvidar que el titular de Interior es juez de carrera, conoce a fondo la Ley y cuando ejercía lo hizo con notable altura y profesionalidad.

Algo tendría que haberle quedado, pero da la impresión que ese poco se lo ha llevado también por delante su voraz ambición.
Marlaska, el que acerca terroristas de ETA y les da beneficios penitenciarios a granel, ya engañó a la Policía Nacional y a la Guardia Civil al prometer una equiparación salarial que se ha quedado en la mitad de la mitad.

Pero es que ahora atenta contra la seguridad y dignidad de los agentes.
Se había comprometido con los representantes de los agentes a consultar con ellos y negociar aspectos delicados, como puede ser por ejemplo la posibilidad que se abre ahora a los alborotadores de grabar a las actuaciones policiales y usar las imágenes contra las Fuerzas del Orden.

Al margen de lo que eso que coloca a los policías en una situación de indefensión, expuestos a las coacciones o venganzas, es algo que entraña inquietantes riesgos para sus familias.

Justo en un momento en el que la Policía está siendo víctima de la violencia callejera y se multiplican los actos incívicos, Marlaska ha decidido exponerla todavía más y convertirla en el pim-pam-pum de las algaradas.

La nueva ley de PSOE y Podemos da alas a la impunidad, al limitar la responsabilidad de los incidentes en una manifestación a los organizadores o promotores.

La consecuencia evidente es que cualquier grupo de facinerosos que no convoque formalmente un acto público -o lo haga desde el anonimato de las redes sociales- y que aproveche la concentración para montar un aquelarre plagado de destrozos y agresiones, quedará impune.

Sumen a eso que dejará de ser sancionable montar barricadas con mobiliario urbano, contenedores, neumáticos u otros objetos.

A este paso y con esta gente, dentro de nada, tendremos a las cobayas dirigiendo el laboratorio.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído