LA SEGUNDA DOSIS

«Negra Navidad: la nefasta gestión de Pedro Sánchez nos pone a la cola de Europa»

Que Mañueco se la ha metido doblada a Igea, esta fuera de toda duda.

El de Ciudadanos, cabreado como una mona porque se queda sin sillón de vicepresidente y va a tener que volver a currar como médico, afirma que el popular ha jugado sucio disolviendo el Gobierno y convocando elecciones autonómicas.

El del PP alega que el otro estaba chalaneando con el PSOE y que tuvo que moverse porque le preparaban una moción de censura. Da igual. Lo relevante es que el próximo 13 de febrero, con la batalla de Castilla y León, se inicia de verdad la guerra de La Moncloa.

Aunque tiene a favor todas las encuestas e indicios de que el PP está devorando a Ciudadanos, Mañueco no hubiera dado el paso sin contar con la bendición de Pablo Casado y de Teodoro García Egea.

La jugada es evidente. Restan dos años como máximo para las elecciones generales, y la dirección del PP ha decidido que la mejor manera de desgastar a Sánchez es convertir lo que queda de legislatura en una sucesión de reveses electorales. Primero en Castilla y León, después en Andalucía, más tarde en Valencia y quizá después en Baleares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído