El delito de espionaje se castiga en Polonia con entre uno y 10 años de prisión

¿Por qué deja en la ‘cuerda floja’ a Podemos la detención del periodista Pablo González por espía ruso?

El comunicador vasco, férreamente defendido por el partido de extrema izquierda, está señalado por el gobierno polaco como colaborador del Departamento Central de Inteligencia

Pablo González
Pablo González PD

Polonia está convencida de que el periodista Pablo González es un espía ruso.

El portavoz del Gobierno polaco, Stanislaw Zaryn, confirmó a la agencia de prensa polaca Pap la detención del periodista vasco, a quien acusa de ser “un agente de la Dirección Principal de Inteligencia del Estado Mayor General de la Federación Rusa (GRU)».

A través de un comunicado afirman que «realizó actividades para Rusia mientras aprovechaba su estatus periodístico. Esto le permitió moverse libremente por Europa y otros países del mundo, incluyendo zonas afectadas por conflictos armados y áreas de tensión política».

Zaryn concluyó que «el detenido permaneció durante varios días en el Voivodato de Subkarpacia (provincia del este de Polonia)», sin confirmar informaciones previas acerca de que el lugar exacto donde estuvo fue la ciudad de Rzeszów (este).

«Durante su estancia en Polonia, (el periodista) obtuvo información cuyo uso por parte de los servicios secretos rusos podría tener un impacto negativo directo en la seguridad y defensa interna y externa de nuestro país», dijo el portavoz.

«Se han obtenido pruebas exhaustivas con el detenido, que actualmente se está sometiendo a un análisis detallado», señaló también Żaryn.

En un comunicado oficial, la comandancia regional de Subcarpacia dijo este viernes que «el 1 de marzo, la comandancia de Rzeszów acusó formalmente de espionaje al detenido y que, a petición del fiscal y «debido a la necesidad de garantizar el buen desarrollo del proceso, el temor a la fuga y el fraude», el tribunal decidió mantener durante tres meses el arresto en prisión de Pablo González.

El delito de espionaje se castiga en Polonia con entre uno y 10 años de prisión.

Podemos, en la ‘cuerda floja’

La acusación supone un duro golpe a Podemos, que se vuelve a ver vinculado al régimen de Vladimir Putin a pesar de sus esfuerzos por desmarcarse.

Es importante recordar que el partido de extrema izquierda es quien más se movilizó en defensa de Pablo González, llegando a presionar al PSOE para forzar diplomáticamente su inmediata liberación.

El pasado 2 de marzo, Unidas Podemos reclamó al Ejecutivo que detalle las gestiones que está realizando para la liberación «inmediata» del periodista Pablo González, detenido de forma «inaceptable» en Polonia mientras se encontraba dando cobertura informativa a la guerra en Ucrania.

Así lo trasladaron los diputados del espacio confederal en el Congreso Pilar Garrido, Juantxo López de Uralde y Roberto Uriarte, mediante el registro de varias preguntas parlamentarias para denunciar la situación del informador vasco. Un apoyo muy nervioso desde la extrema izquierda española (previamente acusada de trabajar para los intereses de Vladimir Putin) que levanta sospecha ante las duras acusaciones de Polonia contra el periodista.

A lo que se sumaron otras muestras de apoyo por parte del exlíder de Podemos, así como de Iñigo Errejón (Más País) y de EH Bildu. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído