Temen represalias por el uso político que le han dado

Pánico en el Gobierno: El CNI tiene material comprometedor de Sánchez

Sánchez, antes de admitir responsabilidades por espionaje a los golpistas, ha preferido vilipendiar y ningunear a los más de tres mil funcionarios que conforman el organismo

Al fin caen en cuenta.

Luego de embarrar al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y usar a su directora, Paz Esteban López, como chivo expiatorio por la investigaciones a los independentistas catalanes, los ministros y altos cargos del Gobierno de Pedro Sánchez están en pánico por los datos e informaciones que tiene el organismo de inteligencia sobre sus actividades.

Y es que, como señala el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, “Sánchez ha vuelto a convertir un problema político con sus socios en una crisis de estado”.

No pude ser para menos. Sánchez, antes de admitir responsabilidades por la supervisión legítima y legal a los golpistas, ha preferido vilipendiar y ningunear a los más de tres mil funcionarios que conforman un ente que es punta de lanza para la seguridad nacional, y en el que muchos de sus agentes arriesgan sus vidas para cumplir con su trabajo. Ha preferido cargarse a una funcionaria con más de 40 años de carrera institucional, con una hoja de vida ejemplar y que además, cumplió con su trabajo. Todo para seguir sentado en La Moncloa.

Que existe un juez a disposición 24/7 para emitir órdenes para avalar escuchas e intervenciones por parte del CNI a las posibles amenazas de seguridad -como deben ser considerados unos golpistas-, lo que descarta la ilegalidad del acto. Que el ente responsable de la integridad de los dispositivos del Ejecutivo es el Ministerio de la Presidencia, lo que deja en evidencia a Félix Bolaños. Que el CNI alertó sobre el espionaje en reiteradas ocasiones y no se le hizo caso, lo que deja claro la incompetencia. Nada de esto importa.

Ahora, las lumbreras que conforman el Gobierno consideran que hay que “tener cuidado”. Como señala el diario La Razón, esta fue la causa por la que “Pedro Sánchez supervisó y controló la comparecencia de Paz Esteban en el Congreso”.

“La seguridad nacional está en sus manos. Y el Gobierno, también. Bastaría con que empezasen a filtrar los motivos por los que se ejecutó el espionaje de los líderes independentistas”, publica el diario que cita a una fuente interna del Consejo de Ministros, cuyo caradurismo les lleva a creer que no habrán filtraciones masivas, porque saben que “los funcionarios del CNI son, ante todo, unos patriotas”.

Y esto último, es uno de los puntos que hace más escandaloso este show montado por Pedro Sánchez: los agentes del CNI son patriotas. Y se ha preferido sacrificarlos para seguir contando con el apoyo de los que quieren romper a España.

Alfonso Rojo, en ‘El Repaso’, reflexiona sobre la intervención de Pedro Sánchez en el Congreso en el que catalogó a Mariano Rajoy de “mangante”. El director de este diario recuerda que en el año 2017, el Tribunal Supremo le condenó a pagar una multa de 6.000 euros por haber llamado ‘mangante’ y ‘gilipollas’ a Pablo Iglesias, durante un debate de televisión.

Estima que le “ha llamado la atención el que ni Rajoy ni los aludidos hayan dicho ni pío, aunque son gente que nunca tuvo pasión por la lucha”. Y lo peor, que el “jefe del partido más corrupto de Europa” catalogue a otra persona de ‘mangante’.

En ‘La Segunda Dosis’ de este jueves, 12 de mayo de 2022, se tratarán estos y otros temas de la actualidad nacional junto a la jefa de Tribunales de ‘El Debate’, María Jamardo; y los periodistas Arturo Alba y Vicente Gil.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído