UNA COMPARECENCIA CON LAS PREGUNTAS PACTADAS DE ANTEMANO

Sánchez remata su nueva censura a los periodistas con un humillante gesto a TVE

Las grandes asociaciones de la prensa y el Consejo de Informativos de Televisión Española callan y tragan ante los caprichos del presidente socialcomunista

Pedro Sánchez, flanqueado por el dirigente del Gobierno de Canarias y la presidenta del Cabildo de Lanzarote.
Pedro Sánchez, flanqueado por el dirigente del Gobierno de Canarias y la presidenta del Cabildo de Lanzarote.

Una nueva muestra más de cómo amordazar a la prensa sin que esta rechiste.

Sucedió el 9 de agosto de 2022 en Lanzarote, con motivo de una comparecencia conjunta del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez; su homólogo en el Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres y la presidenta del Cabildo Insular, Dolores Corujo.

A los medios presentes al acto se les advirtió por parte de Moncloa que solo se iban a permitir tres preguntas y, curiosamente, ya estaban asignadas, a la Agencia EFE y a la Televisión Canaria.

Y lo cierto es que este nuevo apagón informativo por parte de Sánchez habría pasado inadvertido si no hubiera sido por la Asociación de la Prensa de Lanzarote y Fuerteventura que sacó a la luz este nuevo gesto presidencial para acallar las preguntas incómodas.

La cuestión, exponen, es que a los medios de comunicación se les citó sin contarles la ‘sorpresa’ que había reservada para ellos:

Medios y periodistas se desplazaron desde toda Canarias para cubrir el evento informativo para encontrarse con la desconcertante situación de que se les prohibió e impidió formular pregunta alguna.

Y encima las cuestiones estaban previamente ‘arregladas’:

El departamento de comunicación de Moncloa permitió sólo dos preguntas y ambas pactadas con anterioridad con la agencia Efe y la Radio Televisión Autonómica de Canarias. No fueron ni espontáneas ni libres.

Obviamente, los periodistas presentes en la rueda de prensa intentaron ejercer, aunque de manera infructuosa, su derecho a preguntar:

Al resto de periodistas, aunque levantaron la mano e insistieron en ello no se les dio la palabra ni se les permitió pregunta alguna. Pedro Sánchez establece así un sistema falseado de rueda de prensa, similar al patentado durante el gobierno de Mariano Rajoy con su funesto “plasma” que tanto fue criticado por el Partido Socialista y las distintas Asociaciones de Prensa del país, entre ellas, esta Asociación a través de un comunicado de la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España).

Pero hay más. Y es que tanto temor tenían en el entorno sanchista a no controlar la información que se prohibió a los medios utilizar sus propios equipos para el envío de la señal en directo, teniendo que depender del envío por streaming contratado por Moncloa con el servidor Oberón.

La responsable de comunicación de Sánchez, Marta Herrero, se mostró especialmente insistente en este asunto recordando a todos en todo momento la prohibición del uso de los equipos móviles desplazados, coloquialmente conocidos como ‘mochilas’. Mientras el responsable de Información Territorial de Moncloa, indicaba a los periodistas que no se podían hacer preguntas sólo las pactadas con los medios ya citados.

NO RESPETA NI A LA TELEVISIÓN DE TODOS LOS ESPAÑOLES

Lo alucinante de la mordaza sanchista fue lo sucedido con la reportera de TVE y como sus propios jefes la dejaron literalmente con el culo al aire.

Como recoge El Debate y destacan los compañeros de Plataforma TVE Libre, aún se está esperando que el otrora beligerante Comité de Informativos diga algo al respecto:

De hecho, tal y como resalta el medio dirigido por Bieito Rubido, la situación con la periodista de TVE fue bastante tensa.

Esta trató de preguntar a Sánchez sobre el recurso que Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, presentará contra el decretazo energético del Gobierno.

Por más que dijo en alto varias veces «Presidente, presidente», no le dieron la palabra. De hecho, la comparecencia de Sánchez se retransmitió en streaming y quedó grabado el instante incómodo en que la periodista de TVE llamaba a Sánchez, pero este no hizo ni caso.

Y es más. Un miembro del equipo de prensa del jefe del Ejecutivo le hizo señas a la redactora, diciéndole que no podía hacer ninguna pregunta, pero ella siguió insistiendo. Consciente de que se estaba quedando grabado por audio, el mismo miembro del equipo de comunicación de Sánchez seguía haciendo aspavientos a la periodista, recordándole que las preguntas permitidas eran tres y las hacían Efe y la Televisión Canaria.

Otra periodista que se quedó sin poder preguntar fue muy clara ante el nuevo ejercicio de censura mediática:

Tanto que criticaron desde el PSOE a Mariano Rajoy por las comparecencias sin poder preguntar y ahora ellos hacen lo mismo. Parece que dejas hacer preguntas y están pactadas. No me da la gana.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído